Edward Kennedy - Historia

Edward Kennedy - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Edward Kennedy

1932-2009

Senador estadounidense

Edward M. "Ted" Kennedy, nacido en Brookline, Massachusetts, era el hermano menor de John y Robert Kennedy. Educado en Harvard y en la Facultad de Derecho de la Universidad de Virginia, fue admitido en el Colegio de Abogados de Massachusetts en 1959.

En 1962, Kennedy fue elegido para el Senado de los Estados Unidos, ocupando el escaño que dejó su hermano John después de su elección a la presidencia. Ted Kennedy se convirtió en el látigo de la mayoría del Senado más joven en la historia de Estados Unidos en 1969, pero su reputación se vio considerablemente manchada por el escándalo.

El 19 de julio de 1969, condujo desde un puente en Chappaquiddick, Massachusetts, matando a una secretaria de 28 años, Mary Jo Kopechne, que estaba en el auto con él. Kennedy se declaró culpable de los cargos de abandonar la escena de un accidente, pero negó cualquier vínculo romántico con Kopechne. Aunque decidió permanecer en el Congreso, se retiró de buscar la nominación demócrata en la carrera presidencial de 1972.

A pesar de la nube que persistía sobre su carrera política, Kennedy continuó en el Senado como un líder político influyente y respetado hasta su muerte por cáncer cerebral en 2009.


Historia de la maldición Kennedy

Edward Kennedy pudo haber vivido hasta los 77 años, escapando de la llamada maldición Kennedy que acechaba a su familia, pero su vida aún estuvo marcada por la pérdida, el escándalo y la tragedia.

En 1941, su hermana mayor, Rosemary Kennedy, que nació con problemas de desarrollo, se sometió a una lobotomía que la obligó a pasar el resto de su vida en instituciones. Murió en 2005.

Tres años después, su hermano mayor, Joseph Kennedy Jr, murió en un accidente de avión mientras se encontraba en una misión de bombardeo sobre el Canal de la Mancha durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1948, otro accidente aéreo, esta vez en Francia, mató a su hermana, Kathleen Kennedy Cavendish. Ella tenía 28 años.

La suerte de los Kennedy pareció haber mejorado con la elección de John F. Kennedy como presidente en 1960. Pero en 1963 fue asesinado con su esposa a su lado cuando la caravana presidencial atravesaba Dallas, Texas.

Un año después, Edward Kennedy escapó por poco de la muerte cuando un avión se estrelló en un huerto de manzanos en Massachusetts. El piloto y uno de los ayudantes de Kennedy murieron y el senador pasó seis meses en el hospital, emergiendo con un dolor de espalda crónico que lo atormentaría por el resto de su vida.

En 1968, Kennedy perdió a otro hermano por el arma de un asesino cuando Robert Kennedy fue asesinado en Los Ángeles, justo después de su victoria en las elecciones primarias presidenciales demócratas de California. Tenía 42 años.

Trece meses después llegó otro momento terrible y decisivo en la vida personal y política de Edward Kennedy. Mientras regresaba de una fiesta en la isla Chappaquiddick en Massachusetts con una asistente, Mary Jo Kopechne, Kennedy se salió de un puente y su automóvil terminó en el agua. Kennedy logró salir pero Kopechne no.

Kennedy dijo que intentó una y otra vez salvarla. Pero el hecho de que no informara el accidente durante más de 10 horas fue visto por muchos como insensible en el mejor de los casos y profundamente sospechoso en el peor. El incidente dejó una mancha en su carrera política que nunca pudo ser removida.

En 1984, David Kennedy, uno de los 11 hijos de Robert Kennedy, murió a la edad de 28 años de una sobredosis de cocaína y otras drogas. Trece años después de eso, Michael, otro de los hijos de Robert, murió cuando chocó contra un árbol mientras esquiaba en Aspen, Colorado.

En 1999, otro de los sobrinos de Edward Kennedy, John Kennedy Jr, hijo de JFK, murió con su esposa y su cuñada cuando el pequeño avión que volaba se estrelló en el Atlántico frente a Martha's Vineyard en Massachusetts.


Ted Kennedy murió hace 10 años. Es hora de que los liberales y Estados Unidos reevalúen su vida y sus crímenes.

Cuando el senador demócrata Edward M. Kennedy murió el 25 de agosto de 2009, la cobertura mediática de su fallecimiento y los tributos de figuras políticas fueron en gran medida aduladores y estimulantes, coronados por referencias ubicuas a su legado como el "león liberal del Senado", un homenaje a su cruzada de décadas por causas progresistas.

Los demócratas no deberían estar más dispuestos a perdonar a Kennedy por sus transgresiones personales porque estaban de acuerdo con los resultados políticos progresistas que ayudó a lograr.

El presidente Barack Obama lo elogió diciendo que "recibió el regalo del tiempo que sus hermanos no recibieron, y usó ese regalo para tocar tantas vidas y corregir tantos errores como los años le permitieran". La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que "arraigado en su profundo patriotismo, su fe inquebrantable y su profunda preocupación por los más pequeños entre nosotros, nadie ha hecho más que el senador Kennedy para educar a nuestros niños, cuidar a nuestros ancianos y garantizar la igualdad para todos los estadounidenses. " Incluso el ex presidente republicano George W. Bush, cuyo padre George H.W. Bush había otorgado seis años antes a Kennedy un premio a la excelencia en el servicio público, emitió una declaración magnánima.

Sin embargo, han sido 10 años largos. Desde entonces, el país ha pasado por el movimiento #MeToo, así como por revelaciones profundamente inquietantes sobre el comportamiento extramarital del propio John F. Kennedy. Al mismo tiempo, se han realizado esfuerzos dedicados para borrar el blanqueo de los episodios más imperdonables de la historia de Estados Unidos, como la eliminación de monumentos confederados en todo el sur. También ha sido una década que ha sido testigo del ascenso al poder del presidente Donald Trump, acompañado de acusaciones demócratas y de los medios de comunicación de corrupción, acoso sexual y desprecio por el estado de derecho.

Relacionado

Opinión Desde Chappaquiddick, las opiniones de los demócratas y # x27 sobre las mujeres han evolucionado. El GOP & # x27s haven & # x27t.

Con la sociedad estadounidense revisando los pecados del pasado, liderada por una izquierda enérgica, y los demócratas atacando a los funcionarios que violan las normas y los estándares de la decencia, es hora de que Kennedy también sea visto por quien realmente era. Los liberales, en particular, necesitan mirarse en el espejo para ver el pase que le dieron al heredero de la dinastía política Kennedy y el comportamiento que le permitieron salirse con la suya.

Los progresistas están indignados con razón de que los republicanos en el Congreso hayan hecho la vista gorda ante el comportamiento de Trump, centrándose en cambio en los resultados legislativos que favorecen, como los recortes de impuestos y la confirmación de un juez conservador, esencialmente declarando que los logros políticos son más importantes que el carácter y la conducta.

Pero los demócratas no deberían estar más dispuestos a perdonar a Kennedy por sus transgresiones personales porque estaban de acuerdo con los resultados políticos progresistas que ayudó a lograr. Además, el hecho de que Kennedy no solo haya sido excusado por su comportamiento sino que sus pares políticos lo estimen revela que no es un solo partido el que no ha logrado defender la responsabilidad y la moralidad como principios rectores.

Si nos tomamos en serio el hacer que los poderosos rindan cuentas y subordinar los intereses políticos a los éticos, no hay mejor lugar para comenzar que con una reevaluación de las acciones de Kennedy y su legado.

Los obituarios y análisis de Kennedy no pudieron evitar al menos alguna mención del aspecto más inquietante del historial del senador antes de volver a enumerar sus logros legislativos y su resistencia a la tragedia: los detalles de ese episodio son sombríos. En la noche del 18 de julio de 1969, con los estadounidenses cautivados por el progreso de la misión de aterrizaje lunar del Apolo 11, Kennedy se alejó de una fiesta en la isla Chappaquiddick frente a Cape Cod con Mary Jo Kopechne, de 28 años, que había trabajado en Robert Kennedy. Campaña presidencial de 1968. Medio siglo después, en circunstancias todavía turbias, Ted Kennedy condujo accidentalmente desde un puente de madera hacia un estanque barrido por la marea. Kennedy escapó del coche sumergido pero Kopechne se ahogó.

Relacionado

Opinión Queremos escuchar lo que PIENSAS. Envíe una carta al editor.

El senador no denunció el fatal accidente automovilístico durante 10 horas, solo luego admitió que él era el conductor del automóvil. Kennedy luego se declaró culpable de abandonar la escena de un accidente, recibió una sentencia suspendida de dos meses y su licencia fue suspendida por un año. Durante años, se especuló que Kennedy había usado su considerable influencia para evitar cargos criminales.

El episodio de Chappaquiddick no reprendió ni sobrió particularmente a Kennedy. Un libro de 2019, Alcohol jugó un papel destacado en otros escándalos de Kennedy.

Relacionado

Opinión Chris Matthews: lo que el legado de RFK & # x27s puede enseñar a los liberales sobre vencer a Trump

No es que durante la vida de Kennedy hubo un silencio total sobre sus hábitos más feos, es que no se los consideraba descalificadores. Pero con estos hechos en el registro público durante décadas, y la evolución de nuestra cultura durante esos años, afortunadamente están surgiendo retratos más críticos de Kennedy, aunque a trompicones.

Menos morboso, pero aún importante para reexaminar el legado de Kennedy, es el libro de 2019.Una mirada más realista a la vida de Kennedy no significa que sus logros legislativos deban descartarse. Ayudó a redactar la ley en 1965 que puso fin a la selección de inmigrantes sobre la base de su origen nacional, ampliando el seguro médico para niños, y con George W. Bush, ayudó a redactar la ley de educación Que Ningún Niño se Quede Atrás. Su otro aumento del salario mínimo en 1996 y la introducción de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades de 1990.

Pero eso no significa que el legado de Kennedy no merezca una imagen mucho más realista y con los ojos abiertos de un hombre cuyo privilegio de nacimiento ayudó a salvar su carrera en el Senado y su viabilidad política.

En una sociedad libre, retratar la historia con precisión es sumamente importante, ya que las generaciones futuras dependen de esa información para tomar decisiones importantes.

Owen Gleiberman, un liberal que se describe a sí mismo, explicó por qué eso es importante en su artículo de Variety,

Sin embargo, en cierto modo nos traicionamos a nosotros mismos. Kennedy violó nuestros valores de decencia y justicia y lo celebramos. En una sociedad libre, retratar la historia con precisión es sumamente importante, ya que las generaciones futuras dependen de esa información para tomar decisiones importantes.

Una evaluación más honesta de la vida de Kennedy mejoraría la autoridad moral de los críticos de Trump. Cuando los republicanos del Congreso ignoran sus payasadas, los liberales pueden decir que primero intentaron limpiar su propia casa.


Las trágicas muertes comenzaron con Joseph P. Kennedy Jr.

Cuando se trata de la familia Kennedy, realmente no se puede negar el hecho de que todos son grandes triunfadores. Y con Joseph P. Kennedy Jr., el hijo mayor de Joseph y Rose Kennedy, y el hermano mayor de John F. Kennedy, ese fue ciertamente el caso. Se graduó de la Universidad de Harvard en 1938 y estaba en camino de graduarse de la Facultad de Derecho de Harvard antes de ser voluntario en la Marina en 1942, según la Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy.

Pero, desafortunadamente, ingresar a la Marina sería lo que le quitaría la vida a Joseph. Durante la Segunda Guerra Mundial, Joseph era piloto de la marina, y en agosto de 1944, murió durante una "misión de bombardeo secreto" cerca de la costa de Normandía, Francia, cuando los explosivos en su avión, según los informes, explotaron prematuramente, según History.com.. Cuando murió, tenía solo 29 años y, por trágica que fuera su muerte, no hay duda de que fue un héroe que dejó un gran legado.


Contenido

Ellington nació el 29 de abril de 1899, hijo de James Edward Ellington y Daisy (Kennedy) Ellington en Washington, D.C. Sus padres eran pianistas. Daisy tocaba principalmente canciones de salón y James prefería las arias operísticas. Vivían con los padres de Daisy en 2129 Ida Place (ahora Ward Place), NW, en el vecindario West End de DC. [5] El padre de Duke nació en Lincolnton, Carolina del Norte, el 15 de abril de 1879 y se mudó a DC en 1886 con sus padres. [6] Daisy Kennedy nació en Washington, DC, el 4 de enero de 1879, hija de dos ex esclavos estadounidenses. [5] [7] James Ellington hizo planos para la Marina de los Estados Unidos.

Cuando Edward Ellington era un niño, su familia mostró orgullo racial y apoyo en su hogar, al igual que muchas otras familias. Los afroamericanos en D.C. trabajaron para proteger a sus hijos de las leyes Jim Crow de la época. [8]

A los siete años, Ellington comenzó a recibir lecciones de piano de Marietta Clinkscales. Daisy rodeó a su hijo de mujeres dignas para reforzar sus modales y enseñarle elegancia. Sus amigos de la infancia notaron que sus modales casuales y desenfadados y su elegante vestimenta le daban el porte de un joven noble, [9] por lo que comenzaron a llamarlo "Duke". Ellington le dio crédito a su amigo Edgar McEntree por el apodo. "Creo que sintió que para que yo pudiera ser elegible para su constante compañía, debería tener un título. Así que me llamó Duke". [10]

Aunque Ellington tomó lecciones de piano, estaba más interesado en el béisbol. "El presidente Roosevelt (Theodore) venía a veces en su caballo y se detenía a vernos jugar", recordó. [11] Ellington fue a Armstrong Technical High School en Washington, DC. Su primer trabajo fue vender cacahuetes en los juegos de béisbol de los Washington Senators.

Ellington comenzó a colarse en la sala de billar de Frank Holiday a los catorce años. Escuchar la música de los pianistas de la sala de billar encendió el amor de Ellington por el instrumento, y comenzó a tomarse en serio sus estudios de piano. Entre los muchos pianistas que escuchó estaban Doc Perry, Lester Dishman, Louis Brown, Turner Layton, Gertie Wells, Clarence Bowser, Sticky Mack, Blind Johnny, Cliff Jackson, Claude Hopkins, Phil Wurd, Caroline Thornton, Luckey Roberts, Eubie Blake , Joe Rochester y Harvey Brooks. [12]

En el verano de 1914, mientras trabajaba como gaseoso en el Poodle Dog Café, Ellington escribió su primera composición, "Soda Fountain Rag" (también conocido como "Poodle Dog Rag"). Creó la pieza de oído, ya que aún no había aprendido a leer y escribir música. "Tocaba 'Soda Fountain Rag' como un vals, tango y fox trot de un paso, dos pasos", recordó Ellington. "Los oyentes nunca supieron que era la misma pieza. Estaba establecido por tener mi propio repertorio". [13] En su autobiografía, La música es mi amante (1973), Ellington escribió que se perdió más lecciones de las que asistió, sintiendo en ese momento que el piano no era su talento.

Ellington siguió escuchando, mirando e imitando a los pianistas de ragtime, no solo en Washington, DC, sino en Filadelfia y Atlantic City, donde pasaba las vacaciones con su madre durante el verano. [13] A veces escuchaba música extraña tocada por aquellos que no podían pagar muchas partituras, así que para variaciones, tocaban las hojas al revés. [14] Henry Lee Grant, profesor de música de Dunbar High School, le dio lecciones privadas de armonía. Con la guía adicional del pianista y líder de la banda de Washington Oliver "Doc" Perry, Ellington aprendió a leer partituras, proyectar un estilo profesional y mejorar su técnica. Ellington también se inspiró en sus primeros encuentros con los pianistas James P. Johnson y Luckey Roberts. Más tarde, en Nueva York, siguió los consejos de Will Marion Cook, Fats Waller y Sidney Bechet. Comenzó a tocar en cafés y clubes en y alrededor de Washington, D.C. Su apego a la música era tan fuerte que en 1916 rechazó una beca de arte para el Instituto Pratt en Brooklyn. Tres meses antes de graduarse, abandonó la Armstrong Manual Training School, donde estudiaba arte comercial. [15]

Carrera temprana Editar

Trabajando como pintor de carteles independiente desde 1917, Ellington comenzó a formar grupos para tocar en los bailes. En 1919, conoció al baterista Sonny Greer de Nueva Jersey, quien alentó la ambición de Ellington de convertirse en músico profesional. Ellington construyó su negocio de la música a través de su trabajo diario. Cuando un cliente le pedía que hiciera un cartel para un baile o una fiesta, le preguntaba si tenían entretenimiento musical; de lo contrario, Ellington se ofrecía a tocar para la ocasión. También tenía un trabajo de mensajero en los departamentos de Estado y Marina de los EE. UU., Donde hizo una amplia gama de contactos.

Ellington se mudó de la casa de sus padres y compró la suya propia cuando se convirtió en un pianista exitoso. Al principio, tocó en otros conjuntos, y a finales de 1917 formó su primer grupo, "The Duke's Serenaders" ("Sincopadores de colores", proclamaba la publicidad de su directorio telefónico). [15] También era el agente de reservas del grupo. Su primera cita para jugar fue en el True Reformer's Hall, donde se llevó a casa 75 centavos. [dieciséis]

Ellington jugó en todo el área de DC y en Virginia para bailes de sociedad privada y fiestas de embajadas. La banda incluía al amigo de la infancia Otto Hardwick, que comenzó a tocar el bajo de cuerda, luego pasó al saxo de melodía C y finalmente se decidió por el saxofón alto Arthur Whetsel en la trompeta Elmer Snowden en el banjo y Sonny Greer en la batería. La banda prosperó, actuando para audiencias afroamericanas y blancas, una rareza en la sociedad segregada de la época. [17]

Cuando su baterista Sonny Greer fue invitado a unirse a la Wilber Sweatman Orchestra en la ciudad de Nueva York, Ellington dejó su exitosa carrera en DC y se mudó a Harlem, convirtiéndose finalmente en parte del Harlem Renaissance. Nuevas locuras de la danza como el Charleston surgieron en Harlem, así como el teatro musical afroamericano, incluido el de Eubie Blake. Shuffle Along. Después de que los jóvenes músicos dejaron la Sweatman Orchestra para ponerse en marcha por su cuenta, encontraron una escena de jazz emergente que era altamente competitiva con incursiones difíciles. Se apresuraron al billar durante el día y tocaron en todos los conciertos que pudieron encontrar. La joven banda conoció al pianista Willie "The Lion" Smith, quien los introdujo en la escena y les dio algo de dinero. Tocaban en fiestas de alquiler para obtener ingresos. Después de unos meses, los jóvenes músicos regresaron a Washington, D.C., sintiéndose desanimados.

En junio de 1923, dieron un concierto en Atlantic City, Nueva Jersey y otro en el prestigioso Exclusive Club de Harlem. Esto fue seguido en septiembre de 1923 por un traslado al Hollywood Club (en 49th y Broadway) y un compromiso de cuatro años, lo que le dio a Ellington una sólida base artística. Se sabía que tocaba la corneta al final de cada actuación. El grupo inicialmente se llamaba Elmer Snowden y su Black Sox Orchestra y tenía siete miembros, incluido el trompetista James "Bubber" Miley. Se rebautizaron a sí mismos como Washingtonianos. Snowden dejó el grupo a principios de 1924 y Ellington asumió el cargo de líder de la banda. Después de un incendio, el club se volvió a abrir como el Club Kentucky (a menudo denominado Kentucky Club).

Ellington luego hizo ocho discos en 1924, recibiendo crédito de composición en tres, incluido "Choo Choo". [18] En 1925, Ellington contribuyó con cuatro canciones a Chocolate Kiddies protagonizada por Lottie Gee y Adelaide Hall, [19] una revista totalmente afroamericana que presentó al público europeo los estilos y artistas afroamericanos.Duke Ellington y su Kentucky Club Orchestra crecieron hasta convertirse en un grupo de diez músicos que desarrollaron su propio sonido al mostrar la expresión no tradicional de los arreglos de Ellington, los ritmos callejeros de Harlem y los gruñidos y wah-wahs de trombón de sonido exótico, agudos. chillidos de trompetas y lamidas de blues de saxofón de los miembros de la banda. Durante un corto tiempo, el saxofonista soprano y clarinetista Sidney Bechet tocó con ellos, convirtiéndose al parecer en la personalidad dominante en el grupo, con Sonny Greer diciendo que Bechet "preparó a la banda como un guante". Su presencia resultó en fricciones con Miley y el trombonista Charlie Irvis, cuyos estilos diferían de la influencia de Bechet en Nueva Orleans. Fue principalmente la falta de fiabilidad de Bechet (estuvo ausente durante tres días seguidos) lo que hizo que su asociación con Ellington fuera efímera. [20]

Compromiso del Cotton Club Editar

En octubre de 1926, Ellington hizo un acuerdo con el agente-editor Irving Mills, [21] dando a Mills una participación del 45% en el futuro de Ellington. [22] Mills tenía buen ojo para los nuevos talentos y publicó composiciones de Hoagy Carmichael, Dorothy Fields y Harold Arlen al principio de sus carreras. Después de grabar un puñado de títulos acústicos durante 1924–26, la firma de Ellington con Mills le permitió grabar prolíficamente. Sin embargo, a veces grabó diferentes versiones de la misma melodía. Mills a menudo se atribuyó el mérito de co-compositor. Desde el comienzo de su relación, Mills organizó sesiones de grabación en casi todos los sellos, incluidos Brunswick, Victor, Columbia, OKeh, Pathê (y su sello Perfect), el grupo de sellos ARC / Plaza (Oriole, Domino, Jewel, Banner) y sus etiquetas de tiendas de diez centavos (Cameo, Lincoln, Romeo), Hit of the Week y las etiquetas más baratas de Columbia (Harmony, Diva, Velvet Tone, Clarion) que dieron a Ellington reconocimiento popular. En OKeh, sus discos solían publicarse como The Harlem Footwarmers. Por el contrario, los Brunswick se publicaron generalmente como The Jungle Band. Whoopee Makers y Ten Black Berries eran otros seudónimos.

En septiembre de 1927, King Oliver rechazó un contrato regular para su grupo como la banda de la casa en el Cotton Club de Harlem. [23] La oferta pasó a Ellington después de que Jimmy McHugh lo sugirió y Mills organizó una audición. [24] Ellington tuvo que aumentar de un grupo de seis a once integrantes para cumplir con los requisitos de la gerencia del Cotton Club para la audición, [25] y el compromiso finalmente comenzó el 4 de diciembre. [26] Con una transmisión de radio semanal, el La clientela exclusivamente blanca y adinerada de Cotton Club acudía todas las noches para verlos. En el Cotton Club, el grupo de Ellington interpretó toda la música para las revistas, que mezclaba comedia, números de baile, vodevil, burlesque, música y alcohol ilícito. Los números musicales fueron compuestos por Jimmy McHugh y la letra por Dorothy Fields (más tarde Harold Arlen y Ted Koehler), con algunos originales de Ellington mezclados (aquí, se mudó con una bailarina, su segunda esposa Mildred Dixon). Las transmisiones de radio semanales del club le dieron a Ellington exposición nacional. Al mismo tiempo, Ellington también grabó canciones de Fields-JMcHugh y Fats Waller – Andy Razaf.

Aunque el trompetista Bubber Miley fue miembro de la orquesta durante un breve período, tuvo una gran influencia en el sonido de Ellington. [27] Como uno de los primeros exponentes del gruñido de trompeta, Miley cambió el dulce sonido de la banda de baile del grupo a uno más caliente, que los contemporáneos denominaron Jungle Style. En octubre de 1927, Ellington y su orquesta grabaron varias composiciones con Adelaide Hall. Un lado en particular, "Creole Love Call", se convirtió en una sensación mundial y le dio a Ellington y Hall su primer disco de éxito. [28] [29] Miley había compuesto la mayor parte de "Creole Love Call" y "Black and Tan Fantasy". Una alcohólica, Miley tuvo que dejar la banda antes de que ganaran una fama más amplia. Murió en 1932 a la edad de 29 años, pero fue una influencia importante en Cootie Williams, quien lo reemplazó.

En 1929, la Cotton Club Orchestra apareció en el escenario durante varios meses en Show Girl de Florenz Ziegfeld, junto con las estrellas de vodevil Jimmy Durante, Eddie Foy, Jr., Ruby Keeler, y con música y letra de George Gershwin y Gus Kahn. Will Vodery, el supervisor musical de Ziegfeld, recomendó a Ellington para el espectáculo y, según John Hasse Más allá de la categoría: la vida y el genio de Duke Ellington, "Quizás durante la carrera de Show Girl, Ellington recibió lo que luego denominó 'valiosas lecciones de orquestación' de Will Vodery". En su biografía de 1946, Duke Ellington, Barry Ulanov escribió:

De Vodery, como él mismo dice (Ellington), extrajo sus convicciones cromáticas, sus usos de los tonos ordinariamente ajenos a la escala diatónica, con la consiguiente alteración del carácter armónico de su música, su ensanchamiento, la profundización de sus recursos. Se ha vuelto habitual atribuir las influencias clásicas a Duke - Delius, Debussy y Ravel - al contacto directo con su música. En realidad, su gran aprecio por esos y otros compositores modernos se produjo después de reunirse con Vodery. [30]

El trabajo cinematográfico de Ellington comenzó con Negro y fuego (1929), un corto RKO totalmente afroamericano de 19 minutos [31] en el que interpretó al héroe "Duke". También apareció en la película Amos 'n' Andy. Verificar y verificar dos veces, lanzado en 1930. Ese año, Ellington y su orquesta se conectaron con una audiencia completamente diferente en un concierto con Maurice Chevalier y también actuaron en el Roseland Ballroom, "el salón de baile más importante de Estados Unidos". El compositor nacido en Australia Percy Grainger fue uno de los primeros admiradores y partidarios. Escribió: "Los tres compositores más grandes que jamás hayan existido son Bach, Delius y Duke Ellington. Desafortunadamente, Bach ha muerto, Delius está muy enfermo, pero estamos felices de tener hoy con nosotros a The Duke". [32] El primer período de Ellington en el Cotton Club concluyó en 1931.

Principios de la década de 1930 Editar

Ellington dirigió a la orquesta dirigiendo desde el teclado usando claves de piano y gestos visuales muy raramente dirigió usando una batuta. En 1932, su orquesta constaba de seis instrumentos de viento, cuatro lengüetas y una sección rítmica de cuatro músicos. [33] Como líder, Ellington no era un estricto disciplinario, mantenía el control de su orquesta con una combinación de encanto, humor, adulación y astuta psicología. Una persona compleja y privada, reveló sus sentimientos solo a sus íntimos más cercanos. Utilizó efectivamente su personalidad pública para desviar la atención de sí mismo.

Ellington firmó exclusivamente con Brunswick en 1932 y permaneció con ellos hasta finales de 1936 (aunque con un breve cambio de 1933-34 a Victor cuando Irving Mills trasladó temporalmente sus actos de Brunswick).

A medida que la Depresión empeoró, la industria discográfica entró en crisis, dejando a más del 90% de sus artistas en 1933. [34] Ivie Anderson fue contratada como vocalista destacada de la Ellington Orchestra en 1931. Es la vocalista de "It Don't Mean a Thing (If It Ain't Got That Swing) "(1932) entre otras grabaciones. Sonny Greer había estado proporcionando voces ocasionales y continuó haciéndolo en una función de diálogo cruzado con Anderson. La exposición a la radio ayudó a mantener el perfil público de Ellington cuando su orquesta comenzó a realizar giras. Los otros 78 de esta era incluyen: "Mood Indigo" (1930), "Sophiced Lady" (1933), "Soledad" (1934) y "In a Sentimental Mood" (1935).

Si bien la audiencia de Ellington en los Estados Unidos siguió siendo principalmente afroamericana en este período, la orquesta tuvo un seguimiento significativo en el extranjero. Viajaron a Inglaterra y Escocia en 1933, así como a Francia (tres conciertos en la Salle Pleyel de París) [35] y los Países Bajos antes de regresar a Nueva York. [36] [37] El 12 de junio de 1933, la Duke Ellington Orchestra hizo su debut británico en el London Palladium [38] Ellington recibió una ovación cuando subió al escenario. [39] Fueron uno de los 13 actos en el proyecto de ley y estaban restringidos a ocho números cortos, la reserva duró hasta el 24 de junio. [37] [40] La visita británica vio a Ellington ganar elogios de miembros de la comunidad musical seria, incluido el compositor Constant. Lambert, lo que impulsó el interés de Ellington por componer obras más largas.

Sus piezas más largas ya habían comenzado a aparecer. Ellington había compuesto y grabado "Creole Rhapsody" ya en 1931 (publicado como ambas caras de un disco de 12 "para Victor y ambas caras de un disco de 10" para Brunswick). Un homenaje a su madre, "Reminiscing in Tempo", tomó cuatro caras de registro de 10 "78rpm para grabar en 1935 después de su muerte en ese año. Sinfonía en negro (también 1935), un cortometraje, presentó su pieza ampliada "A Rhapsody of Negro Life". Presentó a Billie Holiday y ganó un premio de la Academia como el mejor cortometraje musical. [41] Ellington y su orquesta también aparecieron en los largometrajes Asesinato en las vanidades y Belle de los noventa (ambos de 1934).

Para el agente Mills, la atención fue un triunfo publicitario, ya que Ellington era ahora conocido internacionalmente. En la gira de la banda por el sur segregado en 1934, evitaron algunas de las dificultades de viaje de los afroamericanos haciendo giras en vagones privados. Estos proporcionaron alojamiento, comedor y almacenamiento accesibles para el equipo al tiempo que evitaban las indignidades de las instalaciones segregadas.

Sin embargo, la competencia se intensificó cuando bandas de swing como Benny Goodman comenzaron a recibir una atención generalizada. El baile swing se convirtió en un fenómeno juvenil, particularmente entre el público universitario blanco, y la habilidad para bailar impulsó las ventas y las reservas de discos. Las tocadiscos proliferaron en todo el país, difundiendo el evangelio del swing. La banda de Ellington ciertamente podía hacer swing, pero sus puntos fuertes eran el estado de ánimo, los matices y la riqueza de la composición, de ahí su afirmación "el jazz es música, el swing es negocio". [42]

Posterior a la década de 1930 Editar

A partir de 1936, Ellington comenzó a hacer grabaciones con grupos más pequeños (sextetos, octetos y ninguno) extraídos de su orquesta de entonces 15 hombres. Compuso piezas destinadas a presentar a un instrumentista específico, como "Jeep's Blues" para Johnny Hodges, "Yearning for Love" para Lawrence Brown, "Trumpet in Spades" para Rex Stewart, "Echoes of Harlem" para Cootie Williams y "Clarinet Lament". "para Barney Bigard. En 1937, Ellington regresó al Cotton Club, que se había trasladado al distrito de teatros del centro de la ciudad. En el verano de ese año, su padre murió y, debido a muchos gastos, las finanzas de Ellington estaban apretadas. Sin embargo, su situación mejoró al año siguiente.

Después de dejar al agente Irving Mills, firmó con la Agencia William Morris. Mills, sin embargo, continuó grabando a Ellington. Después de solo un año, sus sellos Master y Variety (los pequeños grupos habían grabado para este último) colapsaron a fines de 1937. Mills volvió a colocar a Ellington en Brunswick y esas unidades de grupos pequeños en Vocalion hasta 1940. Se siguieron grabando caras conocidas. , "Caravan" en 1937, y "Dejé salir una canción de mi corazón" al año siguiente.

Billy Strayhorn, originalmente contratado como letrista, comenzó su asociación con Ellington en 1939. [43] Apodado "Swee 'Pea" por sus modales suaves, Strayhorn pronto se convirtió en un miembro vital de la organización de Ellington. Ellington mostró un gran cariño por Strayhorn y nunca dejó de hablar con entusiasmo del hombre y su relación de trabajo colaborativo, "mi brazo derecho, mi brazo izquierdo, todos los ojos en la parte posterior de mi cabeza, mis ondas cerebrales en su cabeza y las suyas en mía". [44] Strayhorn, con su formación en música clásica, no sólo contribuyó con sus letras y música originales, sino que también arregló y pulió muchas de las obras de Ellington, convirtiéndose en un segundo Ellington o "el doppelganger de Duke". No era raro que Strayhorn reemplazara a Duke, ya sea dirigiendo o ensayando la banda, tocando el piano, en el escenario y en el estudio de grabación. [45] La década terminó con una gira europea muy exitosa en 1939 justo cuando la Segunda Guerra Mundial se avecinaba en Europa.

Ellington a principios y mediados de la década de 1940 Editar

Algunos de los músicos que se unieron a Ellington en este momento crearon sensación por derecho propio. Jimmy Blanton fue efectivamente contratado en el lugar a fines de octubre de 1939, antes de que Ellington supiera su nombre, cuando se presentó en un concierto de Fate Marable en St. Louis. [47] El efímero Blanton transformó el uso del contrabajo en el jazz, permitiéndole funcionar como un instrumento solista / melódico en lugar de un instrumento rítmico solo. Una enfermedad terminal lo obligó a irse a fines de 1941, después de unos dos años. La permanencia principal de Ben Webster con Ellington abarcó de 1939 a 1943. Una ambición suya, le dijo a su empleador anterior, Teddy Wilson, que entonces dirigía una big band, que Ellington era el único rival por el que dejaría a Wilson. [48] ​​Fue el primer saxofonista tenor regular de la orquesta y aumentó el tamaño de la sección de saxofón a cinco por primera vez. [49] [48] Muy influenciado por Johnny Hodges, a menudo le da crédito a Hodges por mostrarle "cómo tocar mi trompa". Los dos hombres se sentaron uno al lado del otro en la orquesta. [50]

El trompetista Ray Nance se unió, reemplazando a Cootie Williams, quien había desertado a Benny Goodman. Además, Nance agregó el violín a los colores instrumentales que Ellington tenía a su disposición. Existen grabaciones del primer concierto de Nance el 7 de noviembre de 1940 en Fargo, Dakota del Norte. Realizadas en forma privada por Jack Towers y Dick Burris, estas grabaciones se publicaron legítimamente por primera vez en 1978 como Duke Ellington en Fargo, 1940 Live se encuentran entre las primeras de las innumerables presentaciones en vivo que sobreviven. Nance también fue un vocalista ocasional, aunque Herb Jeffries fue el principal vocalista masculino en esta época (hasta 1943) mientras que Al Hibbler (que reemplazó a Jeffries en 1943) continuó hasta 1951. Ivie Anderson se fue en 1942 por razones de salud después de 11 años, el período más largo término de cualquiera de los vocalistas de Ellington. [51]

Una vez más grabando para Victor (desde 1940), con los pequeños grupos emitidos en su sello Bluebird, las obras maestras de tres minutos en discos de 78 rpm continuaron fluyendo de Ellington, Billy Strayhorn, el hijo de Ellington, Mercer Ellington, y miembros de la orquesta. "Cotton Tail", "Main Stem", "Harlem Air Shaft", "Jack the Bear" y muchos otros datan de este período. "Take the" A "Train" de Strayhorn, un éxito en 1941, se convirtió en el tema de la banda, reemplazando a "East St. Louis Toodle-Oo". Ellington y sus asociados escribieron para una orquesta de voces distintivas que demostraron una tremenda creatividad. [52] Las grabaciones comerciales de esta época se reeditaron en la colección de 3 CD, Nunca No Lamento, en 2003.

Sin embargo, el objetivo a largo plazo de Ellington era extender la forma del jazz desde ese límite de tres minutos, del que era un maestro reconocido. [53] Si bien había compuesto y grabado algunas piezas extensas antes, esas obras ahora se convirtieron en una característica habitual de la producción de Ellington. En esto, fue ayudado por Strayhorn, quien había disfrutado de un entrenamiento más completo en las formas asociadas con la música clásica que Ellington. El primero de estos, Negro, Marrón y Beige (1943), se dedicó a contar la historia de los afroamericanos y el lugar de la esclavitud y la iglesia en su historia. Negro, Marrón y Beige debutó en el Carnegie Hall el 23 de enero de 1943, comenzando una serie anual de conciertos de Ellington en el lugar durante los próximos cuatro años. Si bien algunos músicos de jazz habían tocado antes en el Carnegie Hall, ninguno había realizado algo tan elaborado como el trabajo de Ellington. Desafortunadamente, comenzando con un patrón regular, los trabajos más largos de Ellington generalmente no fueron bien recibidos.

Una excepción parcial fue Saltar de alegría, un musical de larga duración basado en temas de identidad afroamericana, debutó el 10 de julio de 1941 en el Mayan Theatre de Los Ángeles. Los actores de Hollywood John Garfield y Mickey Rooney invirtieron en la producción, y Charlie Chaplin y Orson Welles se ofrecieron a dirigir. [54] En una actuación, Garfield insistió en que Herb Jeffries, quien era de piel clara, debería usar maquillaje. Ellington objetó en el intervalo y comparó a Jeffries con Al Jolson. El cambio se revirtió. El cantante comentó más tarde que la audiencia debió haber pensado que era un personaje completamente diferente en la segunda mitad del espectáculo. [55]

A pesar de que se agotaron las entradas y recibió críticas positivas, [56] tuvo sólo 122 funciones hasta el 29 de septiembre de 1941, con un breve resurgimiento en noviembre de ese año. Su tema no lo hizo atractivo para Broadway. Ellington tenía planes incumplidos para llevarlo allí. [57] A pesar de esta decepción, una producción de Broadway de Ellington Vacaciones del mendigo, su único libro musical, estrenado el 23 de diciembre de 1946, [58] bajo la dirección de Nicholas Ray.

El acuerdo de la primera prohibición de grabación de 1942-1944, que condujo a un aumento de las regalías pagadas a los músicos, tuvo un efecto severo en la viabilidad financiera de las grandes bandas, incluida la Orquesta de Ellington. Sus ingresos como compositor finalmente lo subvencionaron. Aunque siempre gastó generosamente y obtuvo un ingreso respetable de las operaciones de la orquesta, los ingresos de la banda a menudo solo cubrían los gastos. [59] Sin embargo, en 1943, Ellington le pidió a Webster que abandonara la personalidad del saxofonista que inquietaba a sus colegas y el saxofonista estaba regularmente en conflicto con el líder. [60]

Los primeros años de la posguerra Editar

Los músicos alistarse en el ejército y las restricciones de viaje dificultaron las giras para las grandes bandas, y el baile quedó sujeto a un nuevo impuesto, que continuó durante muchos años, afectando las elecciones de los propietarios de clubes. Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, el enfoque de la música popular se estaba desplazando hacia cantantes como Frank Sinatra y Jo Stafford. A medida que el costo de contratar grandes bandas había aumentado, los propietarios de clubes ahora encontraron que los grupos de jazz más pequeños eran más rentables. Algunas de las nuevas obras de Ellington, como el largometraje vocal sin palabras "Transblucency" (1946) con Kay Davis, no iban a tener un alcance similar al de las nuevas estrellas emergentes.

Ellington continuó su propio curso a través de estos cambios tectónicos. Mientras Count Basie se vio obligado a disolver todo su conjunto y trabajar como octeto durante un tiempo, Ellington pudo realizar una gira por la mayor parte de Europa occidental entre el 6 de abril y el 30 de junio de 1950, con la orquesta tocando en 74 fechas durante 77 días. [61] Durante la gira, según Sonny Greer, Ellington no interpretó las obras más nuevas. Sin embargo, la composición ampliada de Ellington, Harlem (1950), estaba en proceso de completarse en este momento. Ellington luego presentó su partitura al presidente amante de la música Harry Truman. También durante su estadía en Europa, Ellington compuso la música para una producción teatral de Orson Welles. Noble El tiempo corre en París [62] y Una velada con Orson Welles en Frankfurt, el programa de variedades también contó con un recién descubierto Eartha Kitt, quien interpretó la canción original de Ellington "Hungry Little Trouble" como Helen of Troy. [63]

En 1951, Ellington sufrió una pérdida significativa de personal: Sonny Greer, Lawrence Brown y, lo más importante, Johnny Hodges se fueron para emprender otras empresas. Sin embargo, solo Greer era un difunto permanente. El baterista Louie Bellson reemplazó a Greer, y su "Skin Deep" fue un éxito para Ellington. El tenor Paul Gonsalves se unió en diciembre de 1950 [61] después de períodos con Count Basie y Dizzy Gillespie y se quedó por el resto de su vida, mientras que Clark Terry se unió en noviembre de 1951. [64]

A principios de la década de 1950, la carrera de Ellington estaba en un punto bajo, y su estilo generalmente se consideraba anticuado. Sin embargo, su reputación no sufrió tan severamente como la de algunos artistas. André Previn dijo en 1952: "Sabes, Stan Kenton puede pararse frente a mil violines y mil metales y hacer un gesto dramático y cada arreglista de estudio puede asentir con la cabeza y decir: Oh, sí, se hace así. ¡Pero Duke simplemente levanta el dedo, tres cuernos hacen un sonido y no sé qué es! "[65] Sin embargo, en 1955, después de tres años de grabación para Capitol, Ellington carecía de una afiliación regular a la grabación.

Resurgimiento de carrera Editar

La aparición de Ellington en el Festival de Jazz de Newport el 7 de julio de 1956 lo devolvió a una prominencia más amplia y lo presentó a una nueva generación de fanáticos. El largometraje "Diminuendo and Crescendo in Blue" comprendía dos melodías que habían estado en el libro de la banda desde 1937 pero en gran parte olvidadas hasta que Ellington, que había terminado abruptamente el set programado de la banda debido a la llegada tardía de cuatro músicos clave, llamó a las dos melodías como se acercaba la medianoche. Al anunciar que las dos piezas serían separadas por un interludio interpretado por el saxofonista tenor Paul Gonsalves, Ellington procedió a guiar a la banda a través de las dos piezas, con el solo maratón de 27 coros de Gonsalves azotando a la multitud en un frenesí, lo que llevó al Maestro a tocar de manera más allá de la hora del toque de queda a pesar de las súplicas urgentes del organizador del festival, George Wein, para que finalice el programa.

El concierto llegó a los titulares internacionales, llevó a uno de los cinco Tiempo historias de portada de revista dedicadas a un músico de jazz, [66] y dieron como resultado un álbum producido por George Avakian que se convertiría en el LP más vendido de la carrera de Ellington. [67] Gran parte de la música en el LP de vinilo fue, en efecto, simulada, con solo alrededor del 40% del concierto en sí. Según Avakian, Ellington estaba insatisfecho con algunos aspectos de la actuación y sintió que los músicos no habían ensayado lo suficiente. [67] La ​​banda se reunió al día siguiente para volver a grabar varios de los temas con la adición del sonido falso de una multitud, ninguno de los cuales fue revelado a los compradores del álbum. Hasta 1999 no se lanzó correctamente la grabación del concierto por primera vez. La atención revivida provocada por la aparición de Newport no debería haber sorprendido a nadie, Johnny Hodges había regresado el año anterior, [68] y la colaboración de Ellington con Strayhorn se había renovado casi al mismo tiempo, en términos más favorables para el joven. [69]

El original Ellington en Newport El álbum fue el primer lanzamiento en un nuevo contrato de grabación con Columbia Records que produjo varios años de estabilidad en la grabación, principalmente bajo el productor Irving Townsend, quien persuadió las producciones comerciales y artísticas de Ellington. [70]

En 1957, CBS (la empresa matriz de Columbia Records) emitió una producción televisiva en directo de Un tambor es una mujer, una suite alegórica que recibió críticas mixtas. Su esperanza de que la televisión proporcionara una nueva salida significativa para su tipo de jazz no se cumplió. Los gustos y las tendencias se habían movido sin él. Las apariciones en el nuevo Festival de Jazz de Monterey y en otros lugares proporcionaron lugares para la exposición en vivo, y una gira europea en 1958 fue bien recibida. Tan dulce trueno (1957), basada en las obras de teatro y los personajes de Shakespeare, y La Suite de la Reina (1958), dedicada a la reina Isabel II de Gran Bretaña, fueron producto del ímpetu renovado que ayudó a crear la apariencia de Newport. Sin embargo, este último trabajo no se publicó comercialmente en ese momento. A finales de la década de 1950, Ella Fitzgerald también grabó su Cancionero de Duke Ellington (Verve) con Ellington y su orquesta, un reconocimiento de que las canciones de Ellington ahora se habían convertido en parte del canon cultural conocido como el 'Great American Songbook'.

Por esta época, Ellington y Strayhorn comenzaron a trabajar en la composición de bandas sonoras de películas. El primero de estos fue Anatomía de un asesinato (1959), [33] un drama judicial dirigido por Otto Preminger y protagonizado por James Stewart, en el que Ellington apareció al frente de un combo de roadhouse. Esto fue seguido por Paris Blues (1961), que contó con Paul Newman y Sidney Poitier como músicos de jazz. En 2009 Prensa libre de Detroit El crítico musical Mark Stryker escribió que el trabajo de Ellington y Strayhorn en Anatomía de un asesinato, es "indispensable, [aunque]... demasiado superficial para ubicarse en el escalón más alto entre las suites de obras maestras de Ellington-Strayhorn como Tan dulce trueno y Suite The Far East, pero sus momentos más inspirados son sus iguales "[71].

Los historiadores del cine han reconocido la banda sonora "como un hito: la primera música cinematográfica significativa de Hollywood de afroamericanos que comprende música no diegética, es decir, música cuya fuente no es visible o implícita en la acción de la película, como una banda en pantalla. " La partitura evitó los estereotipos culturales que previamente caracterizaban las partituras de jazz y rechazó una estricta adherencia a las imágenes en formas que presagiaban el cine New Wave de los años 60 ". [72] Ellington y Strayhorn, siempre buscando un nuevo territorio musical, produjeron suites para John La novela de Steinbeck Dulce jueves, De Tchaikovsky Suite Cascanueces y de Edvard Grieg Peer Gynt.

A principios de la década de 1960, Ellington abrazó la grabación con artistas que habían sido rivales amistosos en el pasado o eran músicos más jóvenes que se enfocaban en estilos posteriores. Las orquestas de Ellington y Count Basie grabaron junto con el álbum ¡Primera vez! El conde conoce al duque (1961). Durante un período en el que Ellington estaba entre contratos de grabación, hizo discos con Louis Armstrong (Roulette), Coleman Hawkins, John Coltrane (ambos para Impulse) y participó en una sesión con Charles Mingus y Max Roach que produjo la Selva de dinero (United Artists) álbum. Firmó con el nuevo sello Reprise de Frank Sinatra, pero la asociación con el sello duró poco.

Los músicos que habían trabajado anteriormente con Ellington regresaron a la Orquesta como miembros: Lawrence Brown en 1960 y Cootie Williams en 1962.

La escritura y ejecución de música es una cuestión de intención. No se puede simplemente arrojar un pincel contra la pared y llamar arte a todo lo que sucede. Mi música encaja con la personalidad tonal del jugador. Pienso demasiado en términos de alterar mi música para que el intérprete se sienta impresionado por la música accidental. No puedes tomarte los garabatos en serio. [13]

Ahora actuaba en todo el mundo y pasaba una parte importante de cada año en giras por el extranjero. Como consecuencia, formó nuevas relaciones de trabajo con artistas de todo el mundo, incluida la vocalista sueca Alice Babs y los músicos sudafricanos Dollar Brand y Sathima Bea Benjamin (Una mañana en París, 1963/1997).

Ellington escribió una partitura original para la producción de Shakespeare del director Michael Langham. Timón de Atenas en el Festival de Stratford en Ontario, Canadá, que se inauguró el 29 de julio de 1963. Langham lo ha utilizado para varias producciones posteriores, incluida una adaptación mucho posterior de Stanley Silverman que amplía la partitura con algunas de las obras más conocidas de Ellington.

Últimos años Editar

Ellington fue preseleccionado para el Premio Pulitzer de Música en 1965. Sin embargo, ese año no se otorgó ningún premio. [73] Luego, a los 66 años, bromeó: "El destino está siendo amable conmigo. El destino no quiere que sea famoso demasiado joven". [74] En 1999, recibió póstumamente un premio Pulitzer especial "que conmemora el año del centenario de su nacimiento, en reconocimiento a su genio musical, que evocó estéticamente los principios de la democracia a través del jazz y, por lo tanto, hizo una contribución indeleble al arte". y Cultura." [4] [75]

En septiembre de 1965 estrenó el primero de sus Conciertos Sagrados. Creó una liturgia cristiana de jazz. Aunque el trabajo recibió críticas mixtas, Ellington estaba orgulloso de la composición y la interpretó decenas de veces. A este concierto le siguieron otros dos del mismo tipo en 1968 y 1973, conocidos como Segundo y Tercer Concierto Sagrado. Estos generaron controversia en lo que ya era una época convulsa en Estados Unidos. Muchos vieron las suites de Música Sagrada como un intento de reforzar el apoyo comercial a la religión organizada. Sin embargo, Ellington simplemente dijo que era "lo más importante que he hecho". [76] El piano Steinway sobre el que se compusieron los Conciertos Sagrados es parte de la colección del Museo Nacional de Historia Estadounidense del Smithsonian. Al igual que Haydn y Mozart, Ellington dirigió su orquesta desde el piano; siempre tocaba las partes del teclado cuando se realizaban los Conciertos Sagrados. [77]

Duke cumplió 65 años en la primavera de 1964, pero no mostró signos de desaceleración mientras continuaba haciendo grabaciones vitales e innovadoras, incluyendo Suite The Far East (1966), Suite Nueva Orleans (1970), Suite Latinoamericana (1972) y El eclipse afroeurasiático (1971), en gran parte inspirado en sus giras mundiales. Fue durante este tiempo que grabó su único disco con Frank Sinatra, titulado Francis A. y Edward K. (1967).

Entre los últimos espectáculos que Ellington y su orquesta interpretaron fueron uno el 21 de marzo de 1973 en el Salón de la Música de la Universidad de Purdue, dos el 22 de marzo de 1973 en el Auditorio Sturges-Young en Sturgis, Michigan [78] y el Actuación de Eastbourne el 1 de diciembre de 1973, posteriormente publicado en LP. [79] Ellington realizó lo que se considera su último concierto completo en un salón de baile en la Universidad del Norte de Illinois el 20 de marzo de 1974. [80]

Ellington se casó con su novia de la escuela secundaria, Edna Thompson (m. 1967), el 2 de julio de 1918, cuando tenía 19 años. [81] La primavera siguiente, el 11 de marzo de 1919, Edna dio a luz a su único hijo, Mercer Kennedy Ellington. . [81]

Su esposa e hijo se unieron a Ellington en la ciudad de Nueva York a finales de los años veinte, pero la pareja pronto se separó de forma permanente. [82] Según su obituario en Chorro revista, sintió "nostalgia por Washington" y regresó. [83] En 1929, Ellington se convirtió en el compañero de Mildred Dixon, [84] quien viajó con él, administró Tempo Music, inspiró canciones, como "Sophiced Lady", [85] en la cima de su carrera, y crió a su hijo . [86] [87] [88]

En 1938 dejó a su familia (su hijo tenía 19 años) y se mudó con Beatrice "Evie" Ellis, una empleada del Cotton Club. [89] Su relación, aunque tormentosa, continuó después de que Ellington conoció y formó una relación con Fernanda de Castro Monte a principios de la década de 1960. [90] Ellington apoyó a ambas mujeres por el resto de su vida. [91]

La hermana de Ellington, Ruth (1915-2004), más tarde dirigió Tempo Music, su editorial musical. [88] El segundo marido de Ruth fue el barítono bajo McHenry Boatwright, a quien conoció cuando cantó en el funeral de su hermano. [92] De adulto, su hijo Mercer Ellington (m. 1996) tocaba la trompeta y el piano, dirigía su propia banda y trabajaba como gerente comercial de su padre. [93]

Ellington era miembro de Alpha Phi Alpha [94] y era un francmasón asociado con la masonería de Prince Hall. [95]

Ellington murió el 24 de mayo de 1974 por complicaciones de cáncer de pulmón y neumonía, [96] pocas semanas después de cumplir 75 años. En su funeral, al que asistieron más de 12.000 personas en la Catedral de San Juan el Divino, Ella Fitzgerald resumió la ocasión: "Es un día muy triste. Ha pasado un genio". [97]

Fue enterrado en el cementerio Woodlawn, el Bronx, Nueva York. [98]

Monumentos Editar

Se han dedicado numerosos monumentos a Duke Ellington en ciudades desde Nueva York y Washington, DC hasta Los Ángeles.

En el lugar de nacimiento de Ellington, Washington, D.C., la Escuela de Artes de Duke Ellington educa a los estudiantes talentosos que están considerando carreras en las artes al proporcionar instrucción artística y programas académicos para preparar a los estudiantes para la educación postsecundaria y carreras profesionales. En 1974, el Distrito cambió el nombre del Puente de Calvert Street, originalmente construido en 1935, como Puente de Duke Ellington. Otra escuela es P.S. 004 Duke Ellington en Nueva York.

En 1989, se colocó una placa de bronce en el recién nombrado edificio Duke Ellington en 2121 Ward Place, NW. [99] En 2012, el nuevo propietario del edificio encargó un mural de Aniekan Udofia que aparece sobre las letras "Duke Ellington". En 2010, el parque triangular, al otro lado de la calle del lugar de nacimiento de Duke Ellington, en la intersección de las calles New Hampshire y M, NW, fue nombrado Duke Ellington Park.

La residencia de Ellington en 2728 Sherman Avenue, NW, durante los años 1919-1922, [100] está marcada con una placa de bronce.

El 24 de febrero de 2009, la Casa de la Moneda de los Estados Unidos emitió una moneda con Duke Ellington, lo que lo convirtió en el primer afroamericano en aparecer por sí mismo en una moneda estadounidense en circulación. [101] Ellington aparece en el reverso (colas) del barrio del Distrito de Columbia. [101] La moneda es parte del programa de la Casa de la Moneda de los Estados Unidos que honra al Distrito y los territorios de los Estados Unidos [102] y celebra el lugar de nacimiento de Ellington en el Distrito de Columbia. [101] Ellington se representa en el cuarto sentado en un piano, partitura en mano, junto con la inscripción "Justicia para todos", que es el lema del Distrito. [102]

En 1986, se emitió un sello conmemorativo de los Estados Unidos con la imagen de Ellington. [103]

Ellington vivió sus últimos años en Manhattan, en una casa adosada en 333 Riverside Drive, cerca de West 106th Street. Su hermana Ruth, que administraba su editorial, también vivía allí, y su hijo Mercer vivía al lado. Después de su muerte, West 106th Street pasó a llamarse oficialmente Duke Ellington Boulevard.

Un gran monumento a Ellington, creado por el escultor Robert Graham, se dedicó en 1997 en el Central Park de Nueva York, cerca de la Quinta Avenida y la Calle 110, una intersección llamada Duke Ellington Circle.

Una estatua de Ellington en un piano aparece en la entrada del Schoenberg Hall de UCLA. De acuerdo a UCLA revista:

Cuando los estudiantes de UCLA quedaron encantados con las melodías provocativas de Duke Ellington en un club de Culver City en 1937, le pidieron al gran musical en ciernes que tocara un concierto gratuito en Royce Hall. '¡He estado esperando a que alguien nos pregunte!' Exclamó Ellington. El día del concierto, Ellington mezcló accidentalmente los lugares y se dirigió a la USC. Finalmente llegó al campus de UCLA y, para disculparse por su tardanza, tocó ante la multitud abarrotada durante más de cuatro horas. Y así, "Sir Duke" y su grupo tocaron la primera actuación de jazz en una sala de conciertos. [104]

La Competencia y Festival de Banda de Jazz de Essentially Ellington High School es una competencia anual de renombre nacional para bandas de prestigiosas escuelas secundarias. Iniciado en 1996 en Jazz at Lincoln Center, el festival lleva el nombre de Ellington debido al importante enfoque que el festival pone en sus obras.

Homenajes Editar

Después de la muerte de Duke, su hijo Mercer asumió el liderazgo de la orquesta, continuando hasta su muerte en 1996. Al igual que la Orquesta Count Basie, esta "banda fantasma" continuó lanzando álbumes durante muchos años. Duque digital, acreditado a The Duke Ellington Orchestra, ganó el premio Grammy de 1988 al Mejor Álbum de Ensamble de Jazz Grande. Mercer Ellington se había ocupado de todos los aspectos administrativos del negocio de su padre durante varias décadas. Los hijos de Mercer continúan una conexión con el trabajo de su abuelo.

Ellington compuso incesantemente hasta los últimos días de su vida. De hecho, la música era su amante, era su vida total y su compromiso con ella era incomparable e inalterable. En el jazz fue un gigante entre gigantes. Y en la música del siglo XX, es posible que algún día sea reconocido como uno de los más grandes maestros de nuestro tiempo. [105]

Martin Williams dijo: "Duke Ellington vivió lo suficiente para escucharse a sí mismo como uno de nuestros mejores compositores. Y desde su muerte en 1974, no es nada raro verlo nombrado, junto con Charles Ives, como el mejor compositor que hemos producido. , independientemente de la categoría ". [106]

En opinión de Bob Blumenthal de El Boston Globe en 1999: "[e] n el siglo transcurrido desde su nacimiento, no ha habido mayor compositor, estadounidense o no, que Edward Kennedy Ellington". [107]

En 2002, el académico Molefi Kete Asante incluyó a Duke Ellington en su lista de los 100 afroamericanos más importantes. [108]

Sus composiciones han sido revisadas por artistas y músicos de todo el mundo como fuente de inspiración y base de sus carreras interpretativas.

    dedicó "El Duque" (1954) a Ellington y se convirtió en un estándar cubierto por otros, [109] incluido Miles Davis en su Millas por delante, 1957. El álbum Los verdaderos embajadores tiene una versión vocal de esta pieza, "You Swing Baby (The Duke)", con letra de Iola Brubeck, la esposa de Dave Brubeck. Se realiza a dúo entre Louis Armstrong y Carmen McRae. También está dedicado a Duke Ellington. creó su canto fúnebre de media hora "Lo amó locamente" (en Levántate con eso) como tributo a Ellington un mes después de su muerte. , quien había sido despedido por Ellington décadas antes, escribió la elegía "Duke Ellington's Sound Of Love" en 1974, unos meses después de la muerte de Ellington. escribió la canción "Sir Duke" como tributo a Ellington, que apareció en su álbum Canciones en clave de vida lanzado en 1976.

Hay cientos de álbumes dedicados a la música de Duke Ellington y Billy Strayhorn por artistas famosos y desconocidos. Damas sofisticadas, una revista musical premiada de 1981, incorporó muchas melodías del repertorio de Ellington. Un segundo musical de Broadway que interpola la música de Ellington, ¡Aprovecharse de!, debutó en 1997.

Pérdida de material Editar

El 25 de junio de 2019, Revista del New York Times incluyó a Duke Ellington entre los cientos de artistas cuyo material fue destruido en el incendio de Universal de 2008. [110]

  • 1960, Paseo de la Fama de Hollywood, contribución a la industria discográfica
  • 1966, Premio Grammy a la Trayectoria. [4]
  • 1969, la Medalla Presidencial de la Libertad, el premio civil más alto en los EE. UU. [4]
  • 1971, un doctorado honorario del Berklee College of Music [4]
  • 1973, la Legión de Honor de Francia, sus máximos honores civiles.[4]
  • 1999, Premio Especial Pulitzer póstumo por sus contribuciones de toda la vida a la música y la cultura.

Premios Grammy Editar

Ellington ganó 14 premios Grammy desde 1959 hasta 2000, tres de los cuales fueron póstumos y un total de 24 nominaciones.

Historia de los premios Grammy de Duke Ellington [111] [103]
Año Categoría Título Género Resultado
1999 Álbum histórico La edición del centenario de Duke Ellington
RCA Victor Recordings (1927-1973)
Jazz Ganado
1979 Mejor interpretación instrumental de jazz, Big Band Duke Ellington en Fargo, 1940 en vivo Jazz Ganado
1976 Mejor interpretación de jazz de una big band Las Suites Ellington Jazz Ganado
1972 Mejor interpretación de jazz de una big band Suite Togo Brava Jazz Ganado
1971 Mejor interpretación de jazz de una big band Suite Nueva Orleans Jazz Ganado
1971 Mejor composición instrumental Suite Nueva Orleans Componer / Arreglar Nominado
1970 Mejor interpretación de jazz instrumental: grupo grande o solista con grupo grande Duke Ellington - Concierto de 70 cumpleaños Jazz Nominado
1968 Premio Patronos Premio Patronos Nacionales - 1968 Premios especiales Ganado
1968 Mejor interpretación de jazz instrumental - grupo grande
O solista con grupo grande
. Y su madre lo llamó Bill Jazz Ganado
1967 Mejor interpretación de jazz instrumental, grupo grande
O solista con grupo grande
Suite Far East Jazz Ganado
1966 Premio Bing Crosby: el nombre cambió a Premio GRAMMY Lifetime Achievement Award en 1982. Premio Bing Crosby: el nombre cambió a Premio GRAMMY Lifetime Achievement Award en 1982. Premios especiales Ganado
1966 Mejor composición original de jazz "En el Dios principio" Jazz Ganado
1966 Mejor interpretación de jazz instrumental: grupo o solista con grupo Concierto de Música Sacra (Álbum) Jazz Nominado
1965 Mejor interpretación de jazz instrumental -
Grupo grande o solista con grupo grande
Ellington '66 Jazz Ganado
1965 Mejor composición original de jazz Suite Islas Vírgenes Jazz Nominado
1964 Mejor composición original de jazz Criatura nocturna Jazz Nominado
1964 Mejor interpretación de jazz - grupo grande (instrumental) ¡Primera vez! (Álbum) Jazz Nominado
1961 Mejor tema instrumental o versión instrumental de la canción Paris Blues Componer / Arreglar Nominado
1961 Mejor álbum de banda sonora o grabación de partitura de una película o televisión Paris Blues (Película) (Álbum) Música para medios visuales Nominado
1960 Mejor interpretación de jazz en solitario o en grupo pequeño Back To Back - Duke Ellington y Johnny Hodges tocan el blues Jazz Nominado
1960 Mejor composición de jazz de más de cinco minutos de duración Modismo '59 Jazz Nominado
1959 Mejor actuación de una banda de baile Anatomía de un asesinato Música pop Ganado
1959 Mejor composición musical grabada por primera vez
Y lanzado en 1959
(Duración de más de 5 minutos)
Anatomía de un asesinato Composición Ganado
1959 Mejor álbum de banda sonora: música de fondo
Desde una película o televisión
Anatomía de un asesinato Composición Ganado
1959 Mejor interpretación de jazz - Grupo Ellington Jazz Party (Álbum) Jazz Nominado

Salón de la fama de los Grammy Editar

Las grabaciones de Duke Ellington fueron incluidas en el Grammy Hall of Fame, un premio Grammy especial establecido en 1973 para honrar grabaciones de al menos 25 años de antigüedad y que tengan un significado cualitativo o histórico.


Historia oral de Edward M. Kennedy (1/12/2006)

Copyright 2016 de la Fundación Miller Center y del Instituto Edward M. Kennedy para el Senado de los Estados Unidos.

Esta es una entrevista en la casa del senador Kennedy el primero de diciembre, y lo que vamos a hacer depende de ti al principio, así que de qué quieres hablar & hellip.

Hablamos un poco sobre la familia, solo lo tocamos en la última discusión. No creo que hubiera pensado que lo usaríamos como un tema, pero en general podría ser valioso hablar un poco sobre algunos aspectos de la vida familiar, y luego tal vez algunas otras preguntas, podemos desarrollar algo de eso. a medida que avanzamos.

Creo que el único tipo de sensación general que todos teníamos es que éramos enormemente felices juntos. Nuestros mejores amigos eran nuestros hermanos y hermanas. Disfrutamos haciendo cosas juntos. Puede que haya habido ocasiones en las que mi padre y mi madre no estuvieron presentes, pero en realidad nunca fuimos conscientes de ello. Una cosa que me ha llamado la atención durante el tiempo en que me hice mayor y me di cuenta de las actividades políticas de toda nuestra familia. No recuerdo que haya tenido lugar un solo evento político en nuestra casa, ya sea en Cape Cod o en Florida. En raras ocasiones, mi padre invitaba a la gente a almorzar cuando estaba en Florida, más a menudo cuando no estábamos cerca, y muy raras ocasiones cuando estábamos cerca. Pero nunca recuerdo una cena, nunca recuerdo un cóctel, nunca una recaudación de fondos. El hogar siempre fue un lugar donde nos reuníamos y era una especie de nuestro espacio y tiempo. Ese era el ambiente y el clima en el que crecimos. Mis hermanos solían bromear diciendo que mis hermanas nunca se casarían, porque se lo estaban pasando muy bien con mis hermanos, y recuerdo que hablaban de eso. Y, por supuesto, continuaron en ese período de tiempo, todos se casaron algo mayores que la mayoría de sus colegas.

A pesar de las interrupciones y las pérdidas que se produjeron en el transcurso de la familia, la gente se lo pasaba genial junta, se disfrutaba, estaba muy cerca el uno del otro y cerca de nuestros padres. Y era una casa de actividad. Como hemos hablado antes, las personas que habían leído libros estarían hablando en la mesa, las personas que habían ido de viaje, iban a lugares interesantes, podrían hablar y la gente haría preguntas. Fue una especie de proceso educativo continuo y un proceso dinámico. Y siempre había una gran cantidad de actividad deportiva envuelta en todo eso, los juegos que jugamos juntos, con algunos amigos cercanos de la comunidad, pero siempre parecía que había suficientes de nosotros para hacerlo interesante y divertido. Así que eso es una especie de trasfondo.

Y viajamos con nuestra madre a edades muy tempranas, para visitar lugares históricos en Massachusetts: Plymouth, Walden Pond, los lugares históricos de Boston, la casa de Paul Revere. Este tipo de encajaba con lo que mi abuelo había hecho conmigo, quiero decir, era una especie de continuo.

Mi abuelo solía llevarme por Boston cuando estaba en el internado. Siempre almorzábamos en el hotel Belleview, y luego me llevaba a dar un paseo por Boston y me mostraba Milk Street, donde solían pasear las vacas, o Water Street, donde solía haber pozos para los primeros. colonos, y luego a la Iglesia del Viejo Norte y la Constitución. Así que fue una especie de seminario educativo continuo por un lado, y luego también estaba el seminario religioso por otro lado, que nunca se quedó atrás. Como mencioné, todos mis hermanos eran monaguillos, yo fui entrenado en eso. Eso fue una gran fuerza y ​​factor. Así que ese fue el clima y la atmósfera en la que todos crecieron, que fue muy natural, muy alegre y muy divertido.

Ahora, si hago la transición a los tiempos más recientes, la pérdida de mis hermanos, vimos que, o al menos yo lo vi, eran padres enormemente atentos y devotos. No estoy realmente seguro de que se haya escrito mucho sobre el presidente [John] Kennedy y sus hijos, pero fue increíblemente atento y tuvo mucho contacto con ellos cuando estaba cerca. Fue un momento de alegría, los pequeños juegos que solía jugar. Llevaba a John [Kennedy jr.] A la playa y tenía este bote que le había sido aportado, creo que por el gobierno o grupo italiano, y era un bote ágil, tal vez de tres o cuatro pies de largo, pero había tenido, de hecho, podría recortar las velas y dirigir el barco. Era un marinero muy bueno, por lo que podía decir exactamente qué tenía que hacer con él para que el barco navegara en una dirección determinada.

Luego, dejaba el barco en la playa y luego caminaba de regreso a la casa y se preparaba para ir a navegar antes del almuerzo. Caminarían hasta el muelle 45 minutos o una hora más tarde, y luego el juego consistía en salir y encontrar el bote que habían enviado. No almorzamos hasta que lo encontramos, y cuando lo encontraban, él siempre se bañaba. Este barco solía salir al mar, y solía tomar un tiempo para conseguirlo. Intentarían averiguar la velocidad y la dirección y todo lo demás.

Siempre estaba pensando en juegos. Tendría lo que él llama flotadores. Llevaban conchas de vieira que acababa de encontrar en la playa cuando soplaba la brisa de la costa. Cogía uno y los pequeños John y Caroline [Kennedy Schlossberg] los recogían y veían quién flotaba más lejos. Y luego, después de que flotaron a cierto lugar, podías tomar una piedra y tirarla, para ver si podías hundir la de la otra persona, pero tenía que salir a cierto lugar. Así que fue quién salió primero y luego quién se hundió primero. Así que todo se inventó en ese momento en circunstancias familiares, clima y atmósfera. Fue una circunstancia muy feliz y gozosa. Hay fotos de Bobby [Kennedy] y todos sus hijos en Hickory Hill y navegando y nadando todo tipo de actividades: una legión. Él era simplemente un padre muy devoto e involucrado.

Entonces, después de la pérdida de sus padres, creo que traté de averiguar cómo podría desempeñar un papel para proporcionar cierta continuidad en sus vidas. Obviamente, nunca se puede reemplazar a la persona. Pero me pareció que al menos había oportunidades para mantener unida a la familia y también para la continuidad de las cosas que habían hecho en un momento anterior, que los ayudarían en términos de sus propios tipos de raíces y valores. Así que comenzamos a hacer estos viajes de campamento en el oeste de Massachusetts. Fuimos todos los años, creo que probablemente durante 15 años. Conseguimos un Winnebago (creo que un año incluso tuvimos dos) e íbamos al oeste de Massachusetts y, por lo general, paramos en Springfield, había un gran patio de recreo allí.

Estos viajes fueron una especie de tercera diversión, una tercera experiencia educativa y una tercera clase de reunión familiar. Llegaríamos a Springfield, así que sabían a dónde iban y este fue un momento feliz en términos de sus paseos y el resto. Luego, saldríamos a los Berkshires y en los Berkshires, solo hay una mina de oro diferente: el parque de atracciones de Springfield. Allí solo había una mina de oro de diferentes actividades. Tenías la casa de [Herman] Melville, donde escribió la mayor parte de sus escritos, incluidos Moby Dick. Tenías la casa donde esculpieron la estatua de [Abraham] Lincoln para el Lincoln Memorial.

Chesterwood. Daniel Chester francés. Norman Rockwell. Allí tenían el Museo Rockwell. Tenías Hancock Village, donde los Shakers tenían una casa, que es muy impresionante y se ha conservado. El Museo Clark, que es uno de los grandes museos, todas las fotografías de [Maurice] Prendergast. Había un sitio indio maravilloso allí, Umpachene Falls, donde solíamos acampar mucho, que tiene una cascada maravillosa, no muy fuerte, un gran lugar donde podían nadar y acampar. Probablemente fue uno de los lugares más hermosos del mundo. Fuimos a Crane Paper Company, aprendimos cómo se hacen billetes de un dólar. Los muebles se hicieron en los Berkshires, Lee y Lenox, algunos de los mejores muebles de Massachusetts, y fuimos a los pequeños museos que mostraban las formas primitivas en que se fabricaban. Solo hay una mina de oro.

Tendríamos el campamento al aire libre y el desayuno, y luego los aspectos educativos de la experiencia, y luego tendrían un descanso para almorzar. Por lo general, terminaba siendo un viaje de dos días. Pero eso duró años y luego lo hicimos en invierno, y esto terminó siendo bastante útil para mí políticamente. Los niños solían bromear conmigo sobre esto. Estábamos en un viaje al oeste de Massachusetts. Mi hijo Patrick [Kennedy] era un asmático crónico. Quería venir, pero no podía dormir al aire libre debido a su asma, así que tuvimos que quedarnos en un pequeño motel local. Regresábamos temprano al campamento y al periódico, el periódico de Pittsfield llegaba allí para sacar una fotografía. El pequeño Dougie y Max Kennedy, me llamarían colina arriba para encender el pequeño fuego de leña, para que pareciera que estaba cocinando para todos los niños, para que la gente del periódico de Pittsfield tomara una foto y pensara que había salido con ellos, acampando. Eso se convirtió en una historia real. Los niños bromeaban conmigo: "¿De esto se trata realmente la política?"

Otro tipo de viaje realmente reprodujo algo que mi hermano Jack hizo conmigo. Los domingos, uno de sus pasatiempos favoritos era visitar los campos de batalla de la Guerra Civil. Hizo eso tan a menudo como pudo. Nos invitaría a Bobby y a mí a ir con él. De vez en cuando conducía hasta Camp David, aunque yo solo me quedaba allí un fin de semana cuando él era presidente, pero no lo usaba mucho. Los fines de semana se quedaba en la Casa Blanca y trabajaba la mayor parte del tiempo. Pero los domingos salía en helicóptero a estos campos de batalla y siempre llevaba un historiador con él ... Se suponía que esto era una experiencia de aprendizaje, educación continua.

Entonces, comencé a hacer el mismo tipo de viajes aquí en la primavera, con varias de mis sobrinas y sobrinos que estaban por aquí. Fuimos a Antietam y Fredericksburg, subimos a Gettysburg.

Fuimos a Manassas, el año pasado, en Harpers Ferry.

Fuimos a Filadelfia. En Virginia, fuimos a Richmond, y eso fue una especie de Guerra Civil. Subimos a Filadelfia y Valley Forge. Fuimos al Puente de Brooklyn y el año que viene vamos a subir a Baltimore, para la Guerra de 1812. En los últimos años hemos tenido un viaje de una noche a Massachusetts. Los hemos llevado a todos a Plymouth. Fuimos al lugar de nacimiento del presidente Kennedy y a la Biblioteca Kennedy, y fuimos a la casa de Paul Revere, la Iglesia Old North, Bunker Hill. Pasaron la noche en la isla Thompson, que es una de las islas más alejadas; salimos a la isla Little Brewster, que tiene el faro más antiguo de América, construido en 1716, muy interesante. Fue tomada varias veces durante la Revolución Americana.

También estaba entrando en el puerto, para los barcos.

Donde todos los barcos, todos los barcos de inmigrantes, entraron y pasaron a los muelles. Los muelles todavía están allí, donde entraron mis bisabuelos, en 1848. Ocho de ellos entraron, y los escalones todavía están allí, por donde caminaron [a suelo estadounidense]. Se les llama los pasos dorados, porque fueron los pasos dorados hacia la oportunidad, hacia los Estados Unidos.

los Constitución, los Constitución del USS por supuesto. El abuelo Fitzgerald había salvado al Constitución en 1896. Subió a Portsmouth, New Hampshire antes de ser elegido al Congreso y vio que se estaba hundiendo allí. Su primer esfuerzo de apropiación fue conseguir suficiente dinero para traerlo a Boston y repararlo. Fue salvado nuevamente en los años 30 por centavos. Hemos estado muy involucrados en el desarrollo del museo y en un programa de capacitación sobre el Constitución ahora.

Pero en cualquier caso, ese tipo de participación continua en las actividades familiares ha sido muy central e importante. Siempre pensamos que era el lugar que les interesaba, pero ahora descubrimos que es el viaje que más les gusta. Al ir a Filadelfia, subimos con 40 personas, y eso es lo que cabe en un vagón de tren. Puedes alquilar estos autos en Amtrak que tienen 42 asientos, y por el precio de 42 boletos puedes obtener el auto completo y te dejarán en Filadelfia. Puede dejar sus cosas en él y decirles que volverá a las 5:30 o 6:00, que engancharán su coche en el tren y que volverá. Había una persona que podía conseguirte sándwiches y Coca-Cola, y pensaban que era la cosa más caliente en la que habían estado, excepto por el pequeño tren que tomamos en Massachusetts, el viejo tren que cruza hacia el Cabo. Por supuesto, ese día estaba a unos 100 grados y se están tirando agua y cosas así. No todo es estudioso.

Esta es la nueva generación.

Esta es la nueva generación.

Esta es la próxima generación, sus padres.

Sobrinas y sobrinos tan grandes.

Estas son las sobrinas nietas y sobrinos que se han ido en estos viajes, porque la próxima generación quería continuar con eso y nos pidieron que lo organizáramos, y lo hemos hecho. Es una gran alegría en mi vida y, de una manera bastante especial, es una forma de mantenerme en contacto con mis hermanos también.

De una manera muy importante para mí.

Y así comenzó con la próxima generación.

Si. Y ahora está sucediendo incluso ...

Los hijos de Bobby y Caroline. Caroline es la más: le dices cuándo es el viaje de campamento y ella está allí y trae a sus hijos. A ellos les gusta esto.

A medida que pasa el tiempo, todos se van, y los hijos de Kathleen y Kathleen. Los hijos de Bobby han crecido ahora. En mi campaña de este año, tuve a los dos hijos de Joe Kennedy como directores de campaña, y ambos son absolutamente excepcionales en todos los sentidos. Uno, Joe, acababa de regresar del Cuerpo de Paz y Matt ha estado trabajando con un grupo de pobreza en Nueva York y está en la Escuela de Negocios de Harvard. Dieron la vuelta al estado y activaron todo un nuevo tipo de generación, de gente más joven. Simplemente agregaron inconmensurablemente, y su presencia ayudó a la gente a saber que me tomo la elección en serio. Kennedy está en Washington, pero obviamente le importa nuestra celebración griega de nuestra iglesia, porque uno de sus sobrinos está aquí. Hizo una gran diferencia en mi campaña y anteriormente, mi sobrino Joe había dirigido mi campaña.

Eso fue una especie de continuación en realidad, ¿no ?, la familia estaba involucrada ...

Mi familia estuvo muy involucrada.

Hice la campaña de 1958 de mi hermano Jack, aprendí mucho, viajé por todo Massachusetts.

Enormemente educativo y muy interesante y aprendes mucho. Viajé en ese momento, con Larry O’Brien. Era muy importante que lo hiciera bien, porque esa fue una especie de lanzamiento de la [candidatura presidencial] '60. Fue a la vez interesante y una experiencia de aprendizaje. Aprendiste no solo el estado, sino también que la política se trata de personas y también tienes una idea real de si esto es algo que querías hacer, o al menos yo ciertamente lo hice a partir de ese tipo de experiencia de vida.

Después de la campaña del 76 que dirigió mi sobrino Joe, fui a Europa con él y Barbara Souliotis, quien ha sido mi, realmente mi principal ayudante durante 45 años, y Angelique Voutselas, los cuatro. Fue un grupo bastante divertido ir juntos a Grecia e Italia. Barbara y Angelique eran griegas y tenían excelentes amigas en Grecia. Estuvimos allí solo dos días. Fuimos a Creta y pasamos uno de los días más conmovedores de mi vida políticamente en este pueblo, donde nació Charlie [Costas] Maliotis. Era un huérfano que vino a este país y trabajó en Lowell.Mecánicamente tenía muy buena mente, y comenzó los primeros negocios electrónicos en Massachusetts, justo al comienzo de la guerra, y le fue muy bien. No es uno de estos súper ricos, pero le fue bien económicamente. Charlie Maliotis contribuyó con la mitad del dinero para construir la escuela teológica ortodoxa griega en Brookline, Massachusetts, la más importante del país y una de las mejores del mundo. Volvía a visitar su pueblo y preguntó si iríamos allí con él. Entonces Joe, Angelique y Barbara subimos en este pequeño auto, subimos la ladera de la montaña y seguían poniendo flores [a lo largo de la carretera].

¿Pero Maliotis estaba contigo?

Con nosotros. Había volado de forma independiente.

¿Lo conociste políticamente?

Políticamente, de ... lo conocí políticamente de las campañas. En cierto modo, dirigía la comunidad griega. Realmente no lo hizo. Habría muchos griegos que se molestarían si dijeras que él lo dirigió, pero era una figura auténtica e irreprimible, porque había sido un inmigrante y dio la mitad de su dinero a la iglesia, lo que te da mucho. de credibilidad, amaba al presidente Kennedy y ahora le agradaba yo. Era simplemente una persona estupenda, un individuo maravilloso, maravilloso, quiero decir que se preocupaba mucho por el país. Así que volvimos a su pequeño pueblo.

Llegamos a una especie de cima, o no a la cima, pero aproximadamente a dos tercios del camino por los acantilados, y allí, tallado en esta pequeña meseta, estaba esta escuela y centro de reunión y algunas casas. Había construido la iglesia y construido la escuela y el centro. Almorzaron en el área pública, probablemente cabían 350 personas, y tuvieron los alcaldes de toda la comunidad. Tenían los manteles de papel blanco sobre la mesa y estos tremendos tomates, vino, me refiero al aceite y el vinagre, y el pan está en todas partes. Se levantó para hablar y dijo: "No puedo hablar, pero mi amigo Ted hablará por mí". La gente estaba tratando de entrar y estos grandes hombres golpeaban a la gente en la cara, manteniéndolos fuera, porque no podían aceptar a más personas. Habían apretujado todos los lugares, no se podía pasar a una mesa porque todo estaba lleno, pero todos vinieron a ver a Costas, lo llamaron Costas, Maliotis. Fue una época maravillosa y Joe estuvo allí. Fue una gran y maravillosa experiencia.

Fuimos de allí a ver al Papa, y este era el Papa ...

Pablo. Tenemos que anotar esto en algún momento de la entrevista, porque él tenía ... tengo las notas que puedo darte. Realmente, cuál era el tema, dijo que recordaba que Bobby Kennedy se acercó y lo vio, después del viaje de mi hermano Bobby a Sudáfrica, y le dijo en ese momento que la iglesia estaba en el lado equivocado del apartheid. Y Bobby le dio los nombres y las personas y las cosas que tenían muy específicamente. El Papa nos dijo que esto causó una impresión tan poderosa y realmente alteró su mente al respecto. Fue realmente muy poderoso escuchar eso, que Joe lo escuchara.

Sí, del Papa. Fue extraordinario lo que dijo sobre el apartheid y el enorme interés de mi hermano Bob en él. Esas notas están en algún lugar. Ese era básicamente el tema, que había recordado ese viaje que había hecho Bob. Después de ir a Sudáfrica, Bob quiso acercarse y decírselo al Papa, porque había visto lo que los obispos católicos no estaban haciendo en Sudáfrica. Pero es ilustrativo del tipo de & hellip. Y luego navegamos mucho con Joe y ganamos el campeonato local allí abajo con él navegando. Eso es algo del pasado, pero tan recientemente como anoche, pasamos a esto:

Mark Bailey, quien está casado con Rory Kennedy, tenía un librito, un libro divertido que él hizo y terminó y publicó, y tuvieron una pequeña fiesta de libros para él, así que pasamos por allí solo para saludar. él. Ethel [Skakel Kennedy] estuvo allí, alrededor de las 9:00 de anoche. Pero antes, habíamos llamado a Kym Smith, era su cumpleaños, y el pequeño Rory Townsend ...

—Kerry Townsend, que acaba de cumplir 15 años y es adorable como un botón, y Jeanie, Jeanie Shriver, cuyo cumpleaños fue ayer. Casi todos los días, las familias se cruzan.

Pero llamas a todos. Él llama a cada sobrina, obviamente a los hijos y nietos, pero a cada sobrina, sobrino, sobrina nieta, ya conoces al sobrino nieto.

En sus cumpleaños. Y hemos hablado con ... ya sabes, estamos disponibles para algunos de mis sobrinos que están tomando algunas decisiones profesionales y ese tipo de cosas. Mark Shriver ha hecho un excelente trabajo, Save the Children, y está pensando en los próximos pasos. Hemos hecho una buena cantidad de discursos de graduación para muchos de ellos durante un período de tiempo. Hemos hecho cosas por nuestros nietos, Grace y Max, en la escuela Westbrook, estuvimos allí para el día de los abuelos y en eventos de libros aquí para su escuela. Para Kylie y Teddy en la escuela Foote en Connecticut, hemos hecho algunas cosas. Seguimos haciendo primeras comuniones y graduaciones.

No veo, dado el número involucrado, no veo cómo puede hacerlo. Quiero decir, es asombroso.

Bueno, creo que esto siempre ha sido algo muy importante para mí. Quiero decir, es porque siempre tengo una idea de lo que puedes hacer por los hermanos que se perdieron. Hay cosas que no puedes cambiar en la vida, pero hay cosas que puedes hacer, y esa es una de las lecciones de la vida, hacer lo que puedes hacer, las otras cosas que no puedes cambiar. Y esto ha sido una verdadera alegría. No es que no haya habido baches en el camino a lo largo del camino, pero la mayoría de las veces, ha sido una verdadera alegría. [Ladridos de salpicaduras] Vamos, detente.

Salpicaduras, salpicaduras. Una cosa que es una especie de continuo: [Ladridos de salpicaduras] Detente, detente, Splash.

¿Me escuchaste decir basta? ¿Me has oído? Uno de los otros aspectos ha sido en estos viajes. Cuando viajé a China en el 78, llevé a un miembro de cada familia, por lo que teníamos un grupo de aproximadamente 15. Dije que podíamos llevar a una persona. Caroline vino, creo que Michael Kennedy vino con eso, y mis tres hijos. Cuando hice las audiencias sobre el hambre en Etiopía, me llevé a mis hijos en ese viaje. En el viaje a Rusia [URSS], tomé: este era Teddy justo después de la operación y estaba empezando a sentirse mejor. Para que también estuvieran expuestos a este otro aspecto del cargo electivo. Quiero decir, hay algunas cosas, hay muchas desventajas en términos de presiones sobre las familias, pero también hay algunas oportunidades para exponer a los niños a la vida política, darles un interés y una oportunidad que otros jóvenes no tienen. . Nunca les pedimos que fueran a un cóctel o cosas por el estilo, pero se han ido de viaje con nosotros cuando es apropiado (obviamente hay algunos que no lo son) y donde pueden incluirse.

Una de las pequeñas reuniones divertidas que tuvimos fue hace algunos años en la toma de posesión del presidente [William J.] Clinton, la primera toma de posesión. Teníamos asientos en la ruta del desfile, y creo que teníamos unos 40, y todos vinieron a cenar la noche anterior a nuestra casa. Creo que vinieron a desayunar o lo que sea.

Estamos comenzando a atravesar las barricadas y bajar para conseguir nuestros asientos en la ruta del desfile a tiempo, y escuchamos de algunos de los Schwarzenegger, que son familiares, en el oeste. Escuchamos: "¿Quiénes son los Kennedy de todos modos?" Le gritaban al guardia y yo dije: "Senador Kennedy y esta es mi familia", y al final de la fila, "¿Quiénes son los Kennedy?". Y luego le preguntaron a Vicki, ¿de quién eres madre de todos modos? Y Vicki dijo: "Soy la madre que te alimentó esta mañana y anoche". Oh. Eso es lo suficientemente bueno, eso fue lo suficientemente bueno para ellos. Y entonces la pequeña hija de Vicki, Caroline, dijo en ese momento, después de que estuviéramos allí y viéramos el desfile durante un tiempo: "¿Qué es una inauguración de todos modos, mami?" Sabes, habíamos pasado por todo este día y el presidente siguió.

También incluiría, ya sabes, mis hermanas han sido, fueron muy útiles. Jean [Kennedy Smith] y Pat [Kennedy Lawford] solían venir en nuestros viajes, y esos incluían la Navidad. En los años 60, antes de que perdiéramos a Bobby, él también estaba allí, viajábamos juntos hacia el oeste en una especie de grupo grande y después de eso, tomábamos una gran parte de sus familias y mis hermanas vendrían. Nos divertimos hablando en la clase de Jack: el hijo de Caroline, la clase de Jack, para el ... ¿de qué grado?

Segundo o tercer grado, sí, en Nueva York. Fuimos a Kinko's y obtuvimos estos diseños de la Cámara, el Senado y la Corte Suprema. Pasamos un par de horas en Kinko's, preparando todo eso. También habíamos leído un libro sobre los presidentes y sus mascotas, pero pensamos que no era algo que les interesara, que realmente deberíamos llegar al corazón del tema, que era el gobierno representativo, para estos estudiantes de segundo grado. Así que entramos y distribuimos nuestros materiales. Sabemos todo sobre eso. Sabemos que hay 435 miembros de la Cámara y 100 miembros del Senado, y sabemos que usted presenta un proyecto de ley en la Cámara y el Senado tiene que aprobarlo. Sabemos que la Corte Suprema toma una decisión judicial, sabemos todo sobre eso. Y esa fue toda mi perorata, por lo que me estaba quedando sin vapor bastante rápido. Luego mencionamos a los animales, las mascotas de los presidentes y, de repente, todos estos niños de ocho, nueve años volvieron a ser niños. Querían saber sobre el oso de Teddy Roosevelt que había escondido en la Casa Blanca.

El que tenía la cabra como mascota, con el nieto, que corría por Pennsylvania Avenue.

Con el presidente detrás de ellos.

No podían creer eso, lo eran, volvían a ser como niños pequeños.

"Oh, oh, esto pasó, oh, oh, oh". Eso estuvo bien. Entonces está lleno de sorpresas.

Te encanta estar con niños, ¿no?

Estuve en el nacimiento de Rory, que nació después de la pérdida de Bobby.

En realidad, era Rory, quien quería que reiniciaras los viajes de campamento cuando fueran mayores. ¿Recuerdas esa carta que te escribió?

Si. Ella todavía me persigue para ir al oeste y Eunice [Kennedy Shriver] nos persigue de vez en cuando, hay algunas cosas que podemos hacer. La parte divertida de este viaje a la isla Thompson, es que aquí tenías a Maria Shriver caminando y Caroline Kennedy caminando hacia un saco de dormir, con aviones entrando y despegando, barcos pasando y mosquitos llegando, y María diciendo: " ¿Qué diablos estoy haciendo aquí en medio del bosque? Caroline, ¿qué estás haciendo aquí? Pero son grandes amigas, Maria y Caroline, y Sydney [Lawford] son ​​las mejores amigas. Ya sabes, siempre el valor y la esperanza es que todos tengan esta maravillosa sensación de alegría de su familia que tuvimos nosotros, y esto es algo que es parte de su herencia real, así como una especie de interés y compromiso. y participación en hacer algo por otras personas. Tendrán esta sensación de alegría y felicidad, que creo que es algo en lo que nuestros padres fueron fundamentales para alentar y es algo que obviamente aprecia más a medida que pasa el tiempo y que se suma valiosamente a tu vida.

Y vemos mucho de eso sucediendo ahora. Lo vemos en el Cabo. Chris Kennedy es simplemente maravilloso y todos los días, por la tarde, sé que tiene a todos los niños que están en cualquiera de las casas de allá arriba, practicando deportes. En la época de mi hermano, la casa de Cape, a las 2:30 o 3:00 de la tarde, siempre había un juego de softbol, ​​y dondequiera que estuvieran los niños, podían venir a jugar. Incluso cuando era presidente, la gente salía y jugaba por la tarde. No es un juego largo, pero ya sabes, no era un juego largo para la gente pequeña en ese momento. Mi sobrino Bobby Kennedy es, por supuesto, un flautista. Él sale con sus redes de cerco, justo en frente de la casa, y toma dos baldes grandes, baldes de cinco galones de agua y baja a la red de cerco, y trae la combinación más extraordinaria de vida, la vida marina, que alguna vez ves en tu —y él explica de dónde vienen cada uno de ellos— esto viene del Caribe y eso viene de…. No tienes ni idea de que esto está en el agua, quiero decir, es simplemente impresionante y absolutamente fascinante, y estos niños lo siguen todo el día. Salen y pescan y vuelven agotados por la noche.

Les enseñó a los niños a pescar con cuerdas, al final del muelle en el Cabo, y uno de sus hijos gana el torneo de pesca haciendo eso, todos los años. Es solo con una cuerda, ceba una cuerda o lo que sea que se ponga. No hay caña de pescar, es solo una mano, y están trayendo pequeñas cosas.

Solíamos llamarlo línea de mano.

Tienes pequeñas líneas de mano al final del muelle. Llevaba a los niños por la noche o temprano por la mañana.

Esos son solo algunos pensamientos de ese período. Hay algunas fotos geniales y ese tipo de cosas, gente en esos viajes.

Bueno, no tengo preguntas que hacerte, teniendo en cuenta todos estos & hellip.

¿Por qué no nos detenemos un segundo y luego vemos lo que tenemos aquí?

Recordé uno de los aspectos interesantes en China, fue cuando estábamos en Beijing, el aire era tan malo a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, cuando todo el mundo estaba encendiendo sus fogatas, y luego se aclaraba un poco. hora de comer. Pero si usted, temprano en la mañana, salía para intentar trotar o hacer ejercicio, era simplemente horrible: termina volviendo tosiendo y, con frecuencia, cubierto de hollín.

Un fenómeno cultural interesante en China es que cuando te llaman a una hora determinada, llegas exactamente a esa hora y la cena se sirve minutos después. Así que te llaman a las 7:15, no hay bebidas, ni cócteles, nada de eso. Sirven cerveza con la comida, el almuerzo o la cena, supongo, y luego hacen un brindis. Pero la cena es a las 7:30 y se acaba a las nueve menos diez, estás de vuelta en el hotel a las nueve. En comparación, en el Medio Oriente llegas a un lugar para cenar a las 9:30, y si es una especie de saudí moderno, tendrán otra carpa al lado del lugar para cenar, donde tomarán licor o algo así. , donde puede ir, pero no lo servirán en el lugar donde la gente se reúne para cenar. Y luego la cena comienza a las 10:30 o 11:00 y regresas a tu hotel a la una y estás exhausto.

Pero cuando llegamos a cenar con Deng Xiaoping en Beijing, quien era el Primer Ministro en ese momento, dividieron a la familia en diferentes mesas y en la misma mesa yo estaba con el Primer Ministro, al igual que Patrick. Tenían ocho platos y había ocho personas en la mesa. La tradición es que cada persona sirva a la otra en cada curso a medida que avanza, para que todos se sientan incluidos en la conversación…. Hablan con las diferentes generaciones como hablan con un contemporáneo. Quiero decir, en términos del aspecto cultural, es muy interesante y completamente diferente a Europa o Medio Oriente. Deng hablaba con Patrick a pesar de que era joven. Quiero decir, si pasabas el corte y te invitaban a la cena, entonces serías incluido en la conversación alrededor de la mesa. No era el tipo de situación en la que alguien se gira en su asiento y pregunta "¿Quién eres tú?"

"¿Quiénes son los Kennedy de todos modos?"

Setenta y ocho. Y luego vinieron a Sudáfrica, que fue un viaje muy conmovedor, ya sabes, un viaje muy conmovedor, frente al apartheid. Creo que hablé un poco sobre esa vez, sobre el canto, cuando estuve allí.

No lo sé, Vicki, ¿hay algo más?

Esta es una de las muchas entrevistas que componen la Historia Oral de Edward M. Kennedy. Para obtener más información sobre la historia oral de Edward M. Kennedy, incluidos los enlaces a todas las entrevistas, haga clic aquí.


Etiqueta: Senador Edward Kennedy

Katie Beatrice Hall, cortesía de Wikimedia Commons Coretta Scott King y Katie Hall observan al presidente Reagan firmando el proyecto de ley que conmemora el cumpleaños del Dr. King el 2 de noviembre de 1983, cortesía de la Oficina de Fotografía de la Casa Blanca, accedido a Achievement.org.

El 7 de septiembre de 1982, el representante estadounidense Adam Benjamin (D-Indiana), un nativo de Gary, fue encontrado muerto de un ataque cardíaco en su apartamento de Washington, DC. El alcalde de Gary, Richard Hatcher, el primer alcalde afroamericano en el estado de Indiana, tuvo la tarea de seleccionar un candidato para postularse en una elección especial para completar los últimos meses del mandato de Benjamin. Después de un debate dentro del partido, el alcalde Hatcher eligió a la senadora estatal de Indiana Katie Hall para que cumpliera el resto del mandato de Benjamin en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En noviembre, Hall fue elegido para el primer escaño de distrito del Congreso de Indiana, convirtiéndose en el primer afroamericano en representar a Indiana en el Congreso. Cuando Hall llegó a Washington, D.C., se desempeñó como presidenta del Subcomité de Censo y Población, que era responsable de las vacaciones. Su liderazgo en este subcomité se basaría con éxito en una lucha de años para crear un feriado federal que honre el legado de derechos civiles del fallecido Dr. Martin Luther King, Jr. en su cumpleaños.

Cada año desde el asesinato del Dr. King en 1968, el Representante de los Estados Unidos John Conyers (D-Michigan) había presentado un proyecto de ley para hacer del cumpleaños del Dr. King el 15 de enero un feriado nacional. A lo largo de los años, muchos se involucraron en el creciente impulso para conmemorar al Dr. King con un día festivo. El músico Stevie Wonder fue uno de los más activos en el apoyo a los esfuerzos de Conyers. Lideró mítines en el Washington Mall y utilizó sus conciertos para generar apoyo público. En 1980, Wonder lanzó una canción titulada "Feliz cumpleaños" en honor al cumpleaños del Dr. King. Al año siguiente, Wonder financió una organización de cabildeo en Washington, D.C., que, junto con The King Center, presionó por el establecimiento festivo. Coretta Scott King, la viuda del Dr. King, dirigía The King Center y también estuvo muy involucrada en la promoción de la festividad, testificando varias veces ante el Subcomité de Censo y Población. En 1982, la Sra. King y Wonder entregaron una petición al Presidente de la Cámara con más de seis millones de firmas a favor de la festividad. Para el cumpleaños del Dr. King en 1983, la Sra. King instó a boicotear, pidiendo a los estadounidenses que no gasten dinero el 15 de enero.

Los opositores se opusieron al feriado propuesto por varias razones. El senador republicano de Carolina del Norte, Jesse Helms, encabezó la oposición, citando un alto costo para el gobierno federal. Afirmó que costaría de cuatro a doce mil millones dólares, sin embargo, la Oficina de Presupuesto del Congreso estimó el costo en dieciocho millón dolares. Además, un feriado de King elevaría el número de feriados federales a diez, y los detractores pensaron que eran demasiados.La oposición inicial del presidente Ronald Reagan a las vacaciones también se centró en la preocupación por el costo posterior, su posición fue que las vacaciones en honor a un individuo deberían reservarse para "los Washington y Lincoln".

A principios de octubre, el senador Helms había obstruido el proyecto de ley de vacaciones, pero, el 18 de octubre, el Senado volvió a someterlo a consideración. Un reportero distinguido para Tiempo, Neil MacNeil describió las impopulares payasadas de Helms ese día. Helms había preparado un paquete de una pulgada de grosor para cada senador que condenara al Dr. King como un "casi comunista". Incluía:

& # 8216 una muestra de los 65.000 documentos sobre [K] ing recientemente publicados por el FBI, casi todos con las oscuras sospechas del FBI de conspiración comunista por parte de este "sinvergüenza", como uno de los propios del FBI se refirió a King. & # 8217

Las afirmaciones de Helms enfurecieron al senador Edward Kennedy (demócrata por Massachusetts) porque se basaron en invocar la memoria de los hermanos fallecidos del senador Kennedy, el ex presidente John Kennedy y el ex fiscal general de los Estados Unidos, Robert Kennedy, contra King. Kennedy estaba "consternado por el intento [de Helms] de apropiarse indebidamente de la memoria" de sus hermanos y "usarla indebidamente como parte de esta campaña de difamación". El senador Bill Bradley (demócrata por Nueva Jersey) se unió a la refutación de Kennedy al denunciar el racismo de Helms en el pleno del Senado y alegar que Helms y otros que se oponían al proyecto de ley de las fiestas de King “están jugando con Old Jim Crow y todos lo sabemos. " La dramática actuación de Helms en el Senado contra el proyecto de ley de vacaciones tuvo el efecto opuesto al que había pretendido. De hecho, los senadores del sur juntos terminaron votando por el proyecto de ley en un porcentaje más alto que el Senado en general.

Al día siguiente, en una conferencia de prensa el 19 de octubre, Reagan explicó además su renuencia a apoyar el proyecto de ley. Cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con las acusaciones del senador Helms de que el Dr. King era un simpatizante comunista, Reagan respondió: "Lo sabremos en unos 35 años, ¿no?". Su comentario se refería a la orden de 1977 de un juez de mantener sellados los registros de las escuchas telefónicas del Dr. King. Las escuchas telefónicas del Dr. King habían sido aprobadas por primera vez veinte años antes por Robert Kennedy cuando era Fiscal General de los Estados Unidos. El juez de distrito de los Estados Unidos, John Lewis Smith, Jr., dictaminó que los registros permanecerían sellados, no hasta 2018 como Reagan afirmó erróneamente, sino hasta 2027 por un total de cincuenta años. Sin embargo, el presidente Reagan reconoció en una carta privada al exgobernador de New Hampshire Meldrim Thomson a principios de octubre que mantenía sus reservas sobre los supuestos vínculos comunistas de King, y escribió que con respecto a King, “la percepción de demasiadas personas se basa en una imagen, no en la realidad . "

[Munster] Times, 28 de agosto de 1983, accedido a Newspapers.com. Después de quince años de luchar para conmemorar al Rey con un feriado federal, ¿por qué el esfuerzo finalmente tuvo éxito en 1983? Fue la culminación de varios factores que juntos dieron como resultado una presión suficiente sobre el establecimiento de Washington. El exitoso "Feliz cumpleaños" de Wonder tuvo mucho peso para elevar el perfil público de la demanda navideña. El trabajo perenne de la Sra. King en defensa de la festividad mantuvo el tema en la mira del público.

Imagen cortesía de la Biblioteca del Congreso. Según House.gov, & # 8220Este proyecto de ley, señalando el aniversario del asesinato de King en 1968, buscaba obtener apoyo público para la creación de la festividad & # 8221.

El apoyo estaba ganando terreno en todo el país. En 1983, dieciocho estados habían promulgado algún tipo de festividad en honor al Dr. King. Los políticos pudieron ver que la marea de apoyo público se volvía a favor de la festividad, y sus posiciones sobre la festividad se convirtieron en una especie de prueba de fuego para el apoyo de los políticos a los derechos civiles.

Después de la agria presentación de Helms a fines de octubre, la Sra. King dio una entrevista, publicada en Alexandria, Louisiana. Hablar de la ciudad, diciendo que era obvio desde la elección de Reagan & # 8217 que:

& # 8216 él ha ignorado sistemáticamente las preocupaciones de los negros. . . Estos conservadores intentan disfrazar lo que están haciendo [intentando bloquear el proyecto de ley de las fiestas de King]. . . Están en contra de la igualdad de derechos para los negros. La motivación detrás de esto es ciertamente fuertemente racial ".

Hablar de la ciudad señaló que “la Sra. King dijo que sospecha que las acciones de Helms llevaron a varios senadores opuestos a votar por el proyecto de ley por temor a aliarse con él ". Algunos editoriales y cartas al editor alegaron que Reagan finalmente apoyó y firmó el proyecto de ley de vacaciones de King para asegurar los votos afroamericanos en su campaña de reelección de 1984. En agosto de 1983, la Sra. King había ayudado a organizar una manifestación en el National Mall en Washington, D.C. en celebración del vigésimo aniversario de la Marcha de 1963 en Washington, en la que King pronunció su famoso discurso "Tengo un sueño". Entre 250.000 y 500.000 estadounidenses asistieron a todos los oradores que pidieron a Reagan que firmara el proyecto de ley del Día de MLKJ.

Indianapolis Star, 28 de agosto de 1983, accedido a Newspapers.com.

Hall estaba ocupada creando apoyo entre sus colegas para las vacaciones que pasó el verano de 1983 en el teléfono con los legisladores para fustigar las votaciones. Como presidente del Subcomité de Censo y Población de la Cámara de Representantes, Hall dirigió varias audiencias convocadas para medir el apoyo de los estadounidenses a un feriado en memoria del legado de King. De acuerdo con la Grabadora de Indianápolis, “Entre los que testificaron a favor de la festividad se encontraban el presidente de la Cámara de Representantes Thomas & # 8216Tip & # 8217 O'Neill, el representante John Conyers Jr. (D-Mich.), El senador Edward Kennedy (D.-Mass.), Cantante Stevie Wonder y Coretta Scott King ". Además, un cambio en el proyecto de ley potencialmente ayudó a sus posibilidades al abordar una preocupación clave de sus oponentes: el costo de abrir oficinas gubernamentales dos veces en una semana. En algún momento entre el momento en que Conyers presentó el proyecto de ley en enero de 1981 y cuando Hall presentó el proyecto de ley en el verano de 1983, el texto del proyecto de ley se cambió para proponer que el día festivo se celebre cada tercer lunes de enero, en lugar de en la fecha de nacimiento de King en enero. 15.

Después de que la Cámara aprobó el proyecto de ley el 2 de agosto, Hall fue citado en el Noticias de Indianápolis con una idea de su motivación:

& # 8216 El tiempo está ante nosotros para mostrar lo que creemos: que la justicia y la igualdad deben continuar prevaleciendo, no solo como individuos, sino como la nación más grande de este mundo. & # 8217

Para Hall, el proyecto de ley de las fiestas de King se trataba de afirmar el compromiso de Estados Unidos con la misión de los derechos civiles de King. Pasarían otros dos meses y medio de debate político antes de que el Senado aprobara el proyecto de ley.

La nueva festividad estaba programada para celebrarse oficialmente por primera vez en 1986. Sin embargo, Hall y otras partes interesadas querían asegurarse de que el primer día federal de Martin Luther King Jr. en el país se celebrara adecuadamente. Con ese fin, Hall introdujo una legislación en 1984 para establecer una comisión que "trabajaría para fomentar las ceremonias y actividades apropiadas". La legislación fue aprobada, pero Hall perdió su campaña de reelección ese año y no pudo participar plenamente en el comité. Independientemente, en parte debido a la iniciativa de Hall & # 8217s, esa primera observancia en 1986 fue un éxito.

Stevie Wonder y Coretta Scott King, 1984, cortesía de Medium.com.

En el distrito de Hall, Gary llevó a cabo una celebración llamada "El sueño que vive" en el Centro de Convenciones Genesis. Algunas capitales estatales, incluida Indianápolis, realizaron marchas y concentraciones conmemorativas. Los funcionarios develaron una nueva estatua del Dr. King en Birmingham, Alabama, donde el líder fue arrestado en 1963 por marchar en protesta contra el trato a los afroamericanos. En Washington, DC, Wonder dirigió una recepción en el Kennedy Center con otros músicos. El reverendo Jesse Jackson habló con los feligreses en Atlanta, donde el Dr. King era ministro, y luego dirigió una vigilia en la tumba del Dr. King. La Sra. King dirigió una recepción en el Centro Martin Luther King, Jr., también en Atlanta.

El Representante Hall conocía de primera mano el valor del Movimiento de Derechos Civiles. Hall, nacido en Mississippi en 1938, no podía votar según las leyes de Jim Crow. Se mudó con su familia a Gary, Indiana en 1960, en busca de mejores oportunidades. Su primer voto emitido fue para John F. Kennedy durante la carrera presidencial de ese año. Hall se formó como maestra de escuela en la Universidad de Indiana y enseñó estudios sociales en las escuelas públicas de Gary. Como ciudadana políticamente comprometida, Hall hizo campaña para elegir a la alcaldesa Hatcher y ella misma dirigió una campaña exitosa cuando en 1974 ganó un escaño en la Cámara de Representantes de Indiana. Dos años más tarde, se postuló para el Senado de Indiana y ganó. Hall y Julia Carson, elegidas al mismo tiempo, fueron las primeras mujeres negras elegidas para el senado estatal. Mientras estuvo en la Asamblea General de Indiana, Hall apoyó medidas de educación, reforma de salud, intereses laborales y protecciones para las mujeres, como patrocinar una medida para & # 8220 financiar tratamiento hospitalario de emergencia para víctimas de violación & # 8221, incluidas aquellas que no podían pagar. .

Rep. Hall, cortesía de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Hall todavía se desempeñaba como senadora del estado de Indiana en 1982 cuando falleció el representante Benjamin y el alcalde Hatcher la nominó para completar el mandato de Benjamin. Hizo historia en noviembre de 1982, cuando en las mismas elecciones ganó la campaña para completar el mandato de Benjamin, además de ser elegida para su propio mandato de dos años, convirtiéndose en la primera afroamericana en representar a Indiana en el Congreso. Sin embargo, Hall perdió su candidatura a la reelección durante las primarias de 1984 ante Peter Visclosky, un ex asistente del Representante Benjamin que todavía ocupa el puesto en la actualidad. Hall se postuló nuevamente para el Congreso en 1986, esta vez con el respaldo de la Sra. King. Aunque no pudo recuperar el escaño en el Congreso, Hall se mantuvo activo en política. En 1987, Hall fue elegida secretaria de la ciudad de Gary, cargo que ocupó hasta 2003, cuando renunció en medio de un escándalo después de una acusación formal por cargos de fraude postal, extorsión y extorsión. En junio de 1989, el hijo del Dr. King, Martin King III, escribió a Hall apoyando su consideración de postularse nuevamente para el Congreso.

Hall falleció en Gary en 2012. El establecimiento de la ley federal de feriados de Martin Luther King, Jr. fue el mayor logro de Hall. Su éxito se basó en una lucha de quince años para establecer un feriado nacional en honor al Dr. King. La Asamblea General de Indiana aprobó una ley estatal a mediados de 1989 que establecía el feriado del Dr. King para los trabajadores estatales, pero no fue hasta el año 2000 que los cincuenta estados instituyeron un feriado en memoria del Dr. King para los empleados estatales.

El feriado de Martin Luther King, Jr. ha perdurado a pesar de la lucha para crearlo. En 1994, el presidente Bill Clinton firmó un proyecto de ley patrocinado por el Senador Harris Wofford (D-Pennsylvania) y el Representante John Lewis (D-Georgia) que estableció el Día de Martin Luther King como un día de servicio, fomentando una amplia participación en actividades voluntarias. Inspirado por las palabras de King de que "todos pueden ser excelentes porque todos pueden servir", el cambio se concibió como una forma de honrar el legado de King con el servicio a los demás. Hoy, el Día de Martin Luther King se celebra en todo el país y las votaciones de los políticos en 1983 continúan siendo una prueba de fuego para los derechos civiles.

Marque sus calendarios para la ceremonia de dedicación de abril de 2019 de un marcador histórico estatal en Gary que conmemora el Salón de Representantes y los orígenes del Día de Martin Luther King, Jr.

Haga clic aquí para obtener una bibliografía de las fuentes utilizadas en esta publicación y el próximo marcador histórico.


Edward M. Kennedy, incondicional del Senado, ha muerto a los 77 años

El senador Edward M. Kennedy de Massachusetts, hijo de una de las familias con más historia de la política estadounidense, un hombre que conoció la aclamación y la tragedia en casi la misma medida y que será recordado como uno de los legisladores más eficaces en la historia de la Senado, murió el martes por la noche. Tenía 77 años.

La muerte de Kennedy, que había estado luchando contra un cáncer cerebral, fue anunciada el miércoles por la mañana en un comunicado de la familia Kennedy, que ya estaba de luto por la muerte de la hermana del senador, Eunice Kennedy Shriver, dos semanas antes.

"Edward M. Kennedy, el esposo, padre, abuelo, hermano y tío que amamos tan profundamente, murió el martes por la noche en su casa en Hyannis Port", dijo el comunicado. "Hemos perdido el centro insustituible de nuestra familia y la luz gozosa en nuestras vidas, pero la inspiración de su fe, optimismo y perseverancia vivirá en nuestros corazones para siempre".

El presidente Obama dijo que Kennedy era uno de los senadores más importantes de la nación.

“Sus ideas e ideales están estampados en decenas de leyes y se reflejan en millones de vidas: en personas mayores que conocen una nueva dignidad, en familias que conocen nuevas oportunidades, en niños que conocen la promesa de la educación y en todos los que pueden perseguir su sueño en un país americano. eso es más igualitario y más justo, incluyéndome a mí mismo ”, dijo. Obama tiene previsto hablar en una misa fúnebre por Kennedy el sábado por la mañana en Boston.

Kennedy había tenido una salud precaria desde que sufrió una convulsión en mayo de 2008. Sus médicos determinaron que la causa era un glioma maligno, un tumor cerebral que tiene un pronóstico sombrío.

Mientras se sometía al tratamiento del cáncer, Kennedy fue poco visto en Washington, apareciendo más recientemente en la Casa Blanca en abril cuando Obama firmó un proyecto de ley de servicio nacional que lleva el nombre de Kennedy. En una carta la semana pasada, Kennedy instó a los legisladores de Massachusetts a cambiar la ley estatal y permitir que el gobernador Deval Patrick designe a un sucesor temporal tras su muerte, para asegurar que la representación del estado en el Congreso no sea interrumpida.

Si bien el Sr. Kennedy estuvo físicamente ausente de la capital en los últimos meses, su presencia se sintió profundamente mientras el Congreso sopesaba las revisiones más radicales del sistema de atención médica de Estados Unidos en décadas, un esfuerzo que el Sr. Kennedy llamó "la causa de mi vida".

El 15 de julio, el Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones, que encabezó el Sr. Kennedy, aprobó una legislación de atención médica, y la batalla por la reforma propuesta ahora consume al Capitolio.

Kennedy fue el último hermano sobreviviente de una generación de Kennedy que dominó la política estadounidense en la década de 1960 y que llegó a encarnar el glamour, el idealismo político y la muerte prematura. La mística de Kennedy, algunos la llaman el mito de Kennedy, ha mantenido la imaginación del mundo durante décadas, y llegó a descansar sobre los hombros, a veces demasiado estrechos, del hermano conocido como Teddy.

Kennedy, quien sirvió durante 46 años como el demócrata más conocido en el Senado, más tiempo que todos los otros senadores excepto dos, fue el único de esos hermanos en llegar a la vejez. El presidente John F. Kennedy y el senador Robert F. Kennedy fueron abatidos por balas de asesinos a los 40 años. El hermano mayor, Joseph P. Kennedy Jr., murió en 1944 a la edad de 29 años mientras se encontraba en una peligrosa misión de bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial.

Kennedy pasó gran parte del último año en tratamiento y recuperación, interrumpido por apariciones públicas ocasionales y un regreso dramático al Capitolio el verano pasado para emitir un voto decisivo sobre un proyecto de ley de Medicare.

Electrificó la noche de apertura de la Convención Nacional Demócrata en Denver en agosto con una aparición no programada y un discurso que tuvo a los delegados de pie. Muchos estaban llorando.

Su paso era vacilante, pero su voz era fuerte. “Mis compañeros demócratas, mis compatriotas, es maravilloso estar aquí y nada me va a alejar de esta reunión especial de esta noche”, dijo Kennedy. "He venido aquí esta noche para estar con ustedes para cambiar Estados Unidos, restaurar su futuro, elevarnos a nuestros mejores ideales y elegir a Barack Obama como presidente de los Estados Unidos".

El senador Kennedy estuvo en o cerca del centro de gran parte de la historia estadounidense en la última parte del siglo XX y los primeros años del XXI. Durante gran parte de su vida adulta, viró de la victoria a la catástrofe, ganando todas las elecciones al Senado en las que participó, pero fracasando en su única candidatura a la presidencia tras vivir la muerte repentina de sus hermanos y tres de sus sobrinos responsables de la muerte por ahogamiento en Chappaquiddick. Isla de una mujer joven, Mary Jo Kopechne, ex asistente de su hermano Robert. Uno de los sobrinos, John F. Kennedy Jr., de quien la familia esperaba que algún día buscara un cargo político y mantuviera viva la tradición Kennedy, murió en un accidente aéreo en 1999 a los 38 años.

El mismo Kennedy casi muere en 1964, en un accidente aéreo que lo dejó con problemas permanentes de espalda y cuello.

Era una figura rabelaisiana en el Senado y en la vida, reconocible al instante por su mata de pelo blanco, su rostro florido y enorme, su acento de Boston en auge, su paso poderoso pero dolorido. Era una celebridad, a veces una auto-parodia, un amigo cordial, un enemigo implacable, un hombre de gran fe y grandes defectos, un personaje melancólico que perseveraba, bebía profundamente y cantaba fuerte. Él era un Kennedy.

El senador Robert C. Byrd, demócrata de West Virginia, uno de los estudiantes más devotos de la institución, dijo de su colega de toda la vida: "Ted Kennedy habría sido un líder, un senador destacado, en cualquier período de la historia de la nación".

El Sr. Byrd es uno de los dos únicos senadores que han servido más tiempo en la cámara que el Sr. Kennedy, el otro fue Strom Thurmond de Carolina del Sur. En mayo de 2008, al enterarse del diagnóstico de Kennedy de un tumor cerebral letal, Byrd lloró abiertamente en el pleno del Senado.

Más que un legislador

Nacido en una de las familias estadounidenses más ricas, Kennedy habló en nombre de los oprimidos en su vida pública mientras vivía la descuidada vida privada de un playboy y un libertino durante muchos de sus años. Despedido al principio de su carrera como un ligero y un sucesor indigno de sus venerados hermanos, creció en estatura con el tiempo por pura longevidad y siguiendo los principios liberales mientras a menudo cruzaba el pasillo partidista para promulgar leyes. Un hombre de apetitos desenfrenados a veces, sin embargo, aportó una disciplina a su trabajo público que resultó en un impresionante catálogo de logros legislativos en un amplio panorama de la política social.

El Sr. Kennedy dejó su huella en la legislación sobre derechos civiles, atención médica, educación, derecho al voto y trabajo. Fue presidente del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones a su muerte. Pero fue más que un legislador. Era una leyenda viviente cuya presencia aseguró una multitud y cuya figura flotante obsesionó a muchos presidentes.

Aunque fue un portavoz destacado de temas liberales y un objetivo favorito de los llamamientos conservadores para recaudar fondos, el sello distintivo de su éxito legislativo fue su capacidad para encontrar aliados republicanos para que se aprobaran los proyectos de ley. Quizás el último ejemplo notable fue su trabajo con el presidente George W. Bush para aprobar No Child Left Behind, la ley de educación impulsada por Bush en 2001.También copatrocinó la legislación de inmigración con el senador John McCain, el candidato presidencial republicano de 2008. Uno de sus mejores amigos y colaboradores en el Senado fue Orrin G. Hatch, el republicano de Utah.

Kennedy tuvo menos impacto en la política exterior que en las preocupaciones internas, pero cuando habló, su voz fue influyente. Lideró el esfuerzo del Congreso para imponer sanciones a Sudáfrica por el apartheid, presionó por la paz en Irlanda del Norte, ganó la prohibición de la venta de armas a la dictadura en Chile y denunció la guerra de Vietnam. En 2002, votó en contra de autorizar la guerra de Irak y luego llamó a esa oposición "el mejor voto que he hecho en mis 44 años en el Senado de los Estados Unidos".

En un momento crucial de las primarias presidenciales demócratas de 2008, Kennedy respaldó a Obama, entonces senador por Illinois, Obama para presidente, diciendo que le ofreció al país una oportunidad de reconciliación racial y la oportunidad de pasar página sobre las políticas polarizadoras de Estados Unidos. las últimas décadas.

"Será un presidente que se niega a quedar atrapado en los patrones del pasado", dijo Kennedy en un mitin de Obama en Washington el 28 de enero de 2008. "Es un líder que ve el mundo con claridad, sin ser cínico". . Es un luchador que se preocupa apasionadamente por las causas en las que cree sin demonizar a quienes tienen una visión diferente ".

Este mes, Obama le otorgó a Kennedy la Medalla Presidencial de la Libertad, que su hija Kara aceptó en su nombre.

El Sr. Kennedy luchó durante gran parte de su vida con su peso, con el alcohol y con historias persistentes de mujeriego. En un episodio de vacaciones de Pascua en 1991 en Palm Beach, Florida, salió a beber con su hijo Patrick y un sobrino, William Kennedy Smith, la noche en que el Sr. Smith fue acusado de violar a una mujer. El Sr. Smith fue procesado en un juicio espeluznante ese otoño, pero fue absuelto.

La vida personal de Kennedy se estabilizó en 1992 con su matrimonio con Victoria Anne Reggie, una abogada de Washington. Su primer matrimonio, con Joan Bennett Kennedy, terminó en divorcio en 1982 después de 24 años.

El senador Kennedy sirvió como padre sustituto de los hijos de sus hermanos y trabajó para mantener viva la llama de Kennedy a través de la Biblioteca Kennedy en Boston, el Centro Kennedy en Washington y la Escuela de Gobierno Kennedy en la Universidad de Harvard, donde ayudó a establecer el Instituto de Política. .

En diciembre, Harvard otorgó al Sr. Kennedy un título honorífico especial. Se refirió a la elección de Obama como "no solo una culminación, sino un nuevo comienzo".

Luego habló de su propia vida y quizás de su legado.

"Sabemos que el futuro durará más que todos nosotros, pero creo que todos viviremos en el futuro que hacemos", dijo. "He vivido una época bendecida".

Los cortesanos de la familia Kennedy y muchos otros demócratas creían que eventualmente ganaría la Casa Blanca y redimiría la promesa de sus hermanos mayores. En 1980, se enfrentó al presidente de su propio partido, Jimmy Carter, pero se quedó corto debido a Chappaquiddick, un partido dividido y sus propias debilidades como candidato, incluida la incapacidad de articular por qué buscaba el cargo.

Pero cuando esa carrera terminó en agosto en la Convención Nacional Demócrata en Nueva York, Kennedy pronunció sus palabras más memorables, envolviendo su dedicación a los principios del partido en el manto vaporoso de Camelot.

"Para mí, hace unas horas, esta campaña llegó a su fin", dijo Kennedy en la coda de un discurso ante una audiencia absorta en el Madison Square Garden y en la televisión. "Para todos aquellos cuyas preocupaciones han sido nuestra preocupación, el trabajo continúa, la causa perdura, la esperanza aún vive y el sueño nunca morirá".

Una familia impregnada de política

Edward Moore Kennedy, nacido el 22 de febrero de 1932 en Boston, creció en una familia de políticos astutos. Tanto su padre, Joseph P. Kennedy, como su madre, la ex Rose Fitzgerald, provenían de prominentes familias católicas irlandesas con una larga participación en el bullicio de la política demócrata en Boston y Massachusetts. Su padre, que hizo una fortuna en bienes raíces, películas y banca, sirvió en la administración del presidente Franklin D. Roosevelt, como primer presidente de la Comisión de Bolsa y Valores y luego como embajador en Gran Bretaña.

Había nueve niños Kennedy, cuatro niños y cinco niñas, siendo Edward el menor. Crecieron hablando de política, poder e influencia porque esas eran las cosas que preocupaban a Joseph Kennedy. Como dijo una vez Rose Kennedy, quien asumió la responsabilidad de la crianza católica romana de los niños: "Mis bebés estaban llenos de canciones de cuna políticas".

Cuando nació Edward, el presidente Herbert Hoover le envió a Rose un ramo de flores y una nota de felicitación. La nota vino con 5 centavos de franqueo debido a que el sobre enmarcado es una reliquia familiar.

Entre los niños se entendía que Joseph P. Kennedy Jr., el hijo mayor, algún día se postularía para el Congreso y, esperaba su padre, para la Casa Blanca. Cuando Joseph Jr. fue asesinado en la Segunda Guerra Mundial, el siguiente hijo mayor, John, tuvo que correr. Como dijo John en un momento en 1959 mientras servía en el Senado: “Así como entré en política porque Joe murió, si algo me pasara mañana, Bobby se postularía para mi escaño en el Senado. Y si Bobby moría, nuestro hermano menor, Ted, se haría cargo de él ".

Aunque rodeado por los adornos de la riqueza (casas señoriales, sirvientes y autos caros), el joven Teddy no disfrutó de una infancia estable. Rebotó entre los hogares familiares en Boston, Nueva York, Londres y Palm Beach, y cuando estuvo listo para ingresar a la universidad, había asistido a 10 escuelas preparatorias en los Estados Unidos e Inglaterra, y finalmente terminó en Milton Academy, cerca de Boston. Dijo que el movimiento constante lo había obligado a ser más afable con los extraños, de hecho, llegó a ser un político más natural que John o Robert.

Después de graduarse de Milton en 1950, donde mostró una inclinación por el debate y los deportes, pero por lo demás era un estudiante poco distinguido, Kennedy se inscribió en Harvard, al igual que su padre y sus hermanos.

Fue en Harvard, en su primer año, donde se topó con el primero de varios problemas personales que lo perseguirían por el resto de su vida: persuadió a otro estudiante para que tomara su examen de español, lo atraparon y se vio obligado a abandonar la escuela. Universidad.

Repentinamente elegible para el reclutamiento durante la Guerra de Corea, Kennedy se alistó en el ejército y sirvió dos años, asegurando, con la ayuda de su padre, un puesto en la sede de la OTAN en París. En 1953, fue dado de baja con el rango de privado de primera clase.

Al volver a matricularse en Harvard, se convirtió en un estudiante más serio, con especialización en gobierno, sobresaliendo en hablar en público y jugando en primera fila en el equipo de fútbol. Se graduó en 1956 con una licenciatura en artes, luego se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Virginia, donde Robert había estudiado. Allí, ganó el concurso de tribunales simulados y se graduó en 1959. Más tarde ese mismo año, fue admitido en el colegio de abogados de Massachusetts.

La primera incursión de Kennedy en la política se produjo en 1958, cuando aún era estudiante de derecho, cuando dirigió la campaña de reelección del Senado de John. Nunca hubo ninguna duda real de que los votantes de Massachusetts devolverían a John Kennedy a Washington, pero fue una pasantía útil para su hermano menor.

Ese mismo año, Kennedy se casó con Virginia Joan Bennett, una debutante de Bronxville, un suburbio de Nueva York donde los Kennedy habían vivido una vez. En 1960, cuando John Kennedy se postuló para presidente, a Edward se le asignó un papel relativamente menor, consiguiendo votos en los estados occidentales que generalmente votaban a los republicanos. Estaba tan entusiasmado con su tarea que montó un caballo salvaje en un rodeo de Montana y se atrevió a realizar un salto de esquí en un torneo de deportes de invierno en Wisconsin para impresionar a la multitud. Los episodios fueron evidencia de una racha imprudente que amenazó repetidamente su vida y su carrera.

La elección de John Kennedy a la Casa Blanca dejó vacante un escaño en el Senado que la familia consideraba de su propiedad. Robert Kennedy fue el siguiente en la fila, pero eligió el puesto de fiscal general en su lugar (un acto de nepotismo que desde entonces ha sido ilegalizado). Edward tenía solo 28 años, dos años antes de la edad mínima para el servicio en el Senado.

Así que los Kennedy instalaron a Benjamin A. Smith II, un amigo de la familia, como calentador de asientos hasta 1962, cuando se celebrarían elecciones especiales y Edward habría cumplido 30 años. Edward usó el tiempo para viajar por el mundo y trabajar como asistente de distrito. abogado en Boston, renunciando al salario de $ 5,000 y sirviendo en su lugar por $ 1 al año.

Como dijo James Sterling Young, director de un Proyecto de Historia Oral Kennedy en la Universidad de Virginia, el eslogan de esa época era: “La mayoría de la gente crece y se dedica a la política. Los Kennedy se dedican a la política y luego crecen ".

Menos de un mes después de cumplir 30 años en 1962, Kennedy declaró su candidatura para los dos años restantes del mandato de su hermano en el Senado. Entró en la carrera con un viento de cola de dinero familiar y prominencia política. Sin embargo, Edward J. McCormack Jr., fiscal general del estado y sobrino de John W. McCormack, entonces presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, también decidió ir tras el escaño.

Fue una pelea amarga, con una repetición pública del episodio de trampa de Harvard y con el Sr. McCormack acusando en un debate televisado "Teddy-Eddie" de que el Sr. Kennedy carecía de madurez de juicio porque "nunca había trabajado para ganarse la vida" y había nunca ocupó un cargo electivo. "Si su nombre fuera simplemente Edward Moore en lugar de Edward Moore Kennedy", agregó McCormack, "su candidatura sería una broma".

Pero los Kennedy habían iniciado una era de política de celebridades, que superó las calificaciones en este caso. Kennedy ganó las primarias por una proporción de dos a uno, luego pasó a una fácil victoria en noviembre contra el candidato republicano, George Cabot Lodge, un miembro de una familia de Boston de la vieja línea que se había enfrentado políticamente con los Kennedy a través de la años.

Cuando el Sr. Kennedy ingresó al Senado en 1962, sabía que podría ser visto como un advenedizo, con un hermano en la Casa Blanca y otro en el gabinete. El primer día buscó la orientación de uno de los ancianos más respetados del Senado, Richard Russell de Georgia. “Llega más lejos si va lento”, aconsejó el senador Russell.

Kennedy se tomó las cosas con calma, especialmente ese primer año. Hizo su tarea, se le vio más de lo que se le escuchó y se mostró deferente con los legisladores veteranos.

El viernes 22 de noviembre de 1963, él estaba presidiendo el Senado cuando un teletipo del servicio de cable en el vestíbulo trajo la noticia del tiroteo de John Kennedy en Dallas. La violencia se había apoderado del segundo de los hijos de Joseph Kennedy.

Edward fue enviado a Hyannis Port para darle la noticia a su padre, quien había sido discapacitado por un derrame cerebral. Regresó a Washington para el funeral y entierro televisados, los primeros que muchos estadounidenses lo vieron. Robert y él habían planeado leer extractos de los discursos de John en el funeral de Arlington. En el último momento decidieron no hacerlo.

Un amigo lo describió como "destrozado, tranquilo pero destrozado".

Un accidente de avión mortal

Robert se trasladó a la brecha e inmediatamente se discutió como un prospecto presidencial. Edward se convirtió en un portavoz de la familia más prominente.

Al año siguiente, se presentó a la reelección. Un gran favorito desde el principio, se dirigía a la convención estatal que iba a renombrarlo cuando su avioneta se estrelló en una tormenta cerca de Westfield, Mass. El piloto y un ayudante de Kennedy murieron, y el Sr. Kennedy estaba de espaldas y varios las costillas estaban rotas. El senador Birch Bayh de Indiana sacó al Sr. Kennedy del avión.

El senador fue hospitalizado durante los siguientes seis meses, suspendido inmóvil en un marco que parecía una plancha para gofres. Su esposa, Joan, continuó su campaña, principalmente advirtiendo a los votantes que se estaba recuperando constantemente. Se ganó fácilmente a un republicano poco conocido, Howard Whitmore Jr.

Durante su convalecencia, el Sr. Kennedy se dedicó a su labor legislativa. Fue informado por un desfile de profesores de Harvard y comenzó a desarrollar sus posiciones sobre inmigración, atención médica y derechos civiles.

“Nunca pensé que el tiempo estaba perdido”, dijo más tarde. "Tuve muchas horas para pensar en lo que era importante y lo que no lo era y en lo que quería hacer con mi vida".

Regresó al Senado en 1965, uniéndose a su hermano Robert, quien había ganado un escaño de Nueva York. Edward entró rápidamente en una pelea importante, la primera. La Ley de Derechos Electorales del presidente Lyndon B. Johnson estaba pendiente de consideración y el Sr. Kennedy trató de fortalecerla con una enmienda que habría prohibido los impuestos electorales. Perdió por solo cuatro votos, lo que notificó a sus colegas de manera duradera que era un legislador de rápida maduración que podía preparar un buen caso y argumentarlo de manera efectiva.

Kennedy tardó en oponerse a la guerra de Vietnam, pero en 1968, poco después de que Robert decidiera buscar la presidencia en una plataforma pacifista, Edward calificó la guerra como un "atropello monstruoso".

Robert Kennedy recibió un disparo el 5 de junio de 1968, mientras celebraba su victoria en las primarias de California, convirtiéndose en el tercero de los hijos de Joseph Kennedy en morir de forma violenta. Edward estaba en San Francisco en una celebración de la victoria. Se apoderó de un avión de la Fuerza Aérea y voló a Los Ángeles.

Frank Mankiewicz, el secretario de prensa de Robert, vio a Edward "inclinado sobre el fregadero con la expresión más horrible en su rostro".

"Mucho más que agonía, más que angustia, no sé si hay una palabra para eso", dijo Mankiewicz, recordando el encuentro en "Edward M. Kennedy: A Biography", de Adam Clymer (William Morrow, 1999 ).

La muerte de Robert cubrió a Edward con el manto de Kennedy mucho antes de que estuviera listo para ello y lo obligó a enfrentar su propia mortalidad. Pero se convocó a sí mismo para pronunciar un elocuente elogio en la Catedral de San Patricio en Nueva York.

“Mi hermano no necesita ser idealizado, o agrandado en la muerte más allá de lo que fue en vida, para ser recordado simplemente como un hombre bueno y decente, que vio el mal y trató de corregirlo, vio el sufrimiento y trató de curarlo, vio la guerra y traté de detenerlo ”, dijo el Sr. Kennedy, con voz entrecortada. "Aquellos de nosotros que lo amamos y lo llevamos a su descanso hoy oramos para que lo que él era para nosotros y lo que deseaba para los demás algún día se cumpla para todo el mundo".

Un nuevo papel como patriarca

Después del funeral, Edward Kennedy se retiró de la vida pública y pasó varios meses meditando, gran parte mientras navegaba frente a la costa de Nueva Inglaterra.

Cerca del final del verano de 1968, salió de la reclusión, el único sobreviviente de los hijos de Joseph Kennedy, listo para asumir el cargo de patriarca de la familia y padre sustituto de los 13 hijos de John y Robert, aparentemente ansioso por seguir adelante con lo que él llamaba su " responsabilidades públicas ".

“No hay seguridad en la clandestinidad”, declaró en agosto en un discurso en el College of the Holy Cross en Worcester, Mass. “Como mis hermanos antes que yo, recojo un estándar caído. Sostenida por el recuerdo de nuestros invaluables años juntos, intentaré llevar adelante ese compromiso especial con la justicia, la excelencia y el coraje que distinguió sus vidas ”.

En ese momento se habló de su candidatura a la presidencia. Pero finalmente respaldó a Hubert H. Humphrey en su campaña perdedora ante Richard M. Nixon.

Kennedy se centró más en poner fin a la guerra de Vietnam y en construir su carrera en el Senado. Aunque solo tenía 36 años, desafió al senador Russell B. Long de Louisiana, uno de los legisladores más astutos y poderosos del Capitolio, por el puesto de líder adjunto de la mayoría. Sus compañeros liberales se pusieron del lado de él, y superó al Sr. Long por cinco votos para convertirse en el líder asistente de la mayoría más joven, o látigo, en la historia del Senado.

Se sumergió en el nuevo trabajo con el entusiasmo de Kennedy. Pero el destino y la imprudencia de Kennedy intervinieron el 18 de julio de 1969. Kennedy estaba en una fiesta con varias mujeres que habían sido ayudantes de Robert. La fiesta, una barbacoa empapada en licor, se llevó a cabo en una cabaña alquilada en la isla Chappaquiddick, frente a Martha's Vineyard. Se fue alrededor de la medianoche con Mary Jo Kopechne, de 28 años, se alejó del embarcadero del ferry y condujo el automóvil por un estrecho puente en una carretera aislada de la playa. El auto se hundió en dos metros y medio de agua, pero logró escapar. La señorita Kopechne, una ex trabajadora de campaña de Robert, se ahogó.

El Sr.Kennedy no informó del accidente a las autoridades durante casi 10 horas, y luego explicó que había sido tan golpeado por el accidente que había sufrido una conmoción cerebral, y que se había sentido tan exhausto al tratar de rescatar a la señorita Kopechne que él se había ido inmediatamente a la cama. Una semana después, se declaró culpable del cargo de abandonar la escena de un accidente y recibió una sentencia suspendida de dos meses.

Pero eso estuvo lejos del final del episodio. Las preguntas permanecían en la mente de las autoridades de Massachusetts y del público en general. ¿Por qué estaba el coche en una carretera aislada? ¿Había estado bebiendo? (El Sr. Kennedy testificó en una investigación que había tomado dos copas.) ¿Qué tipo de relación tenían el Sr. Kennedy y la Srta. Kopechne? ¿Podría haberse salvado si él hubiera buscado ayuda de inmediato? ¿Por qué el senador les contó a sus asesores políticos sobre el accidente antes de denunciarlo a la policía?

La controversia se volvió tan intensa que Kennedy salió a la televisión para preguntar a los votantes de Massachusetts si debía renunciar a su cargo. Admitió que sus acciones después del accidente habían sido "indefendibles". Pero negó rotundamente cualquier irregularidad intencional.

Sus electores enviaron un mensaje de que debería permanecer en el Senado. Y poco más de un año después, ganó fácilmente la reelección para un segundo mandato completo, derrotando a un republicano poco conocido, Josiah A. Spaulding, en una proporción de tres a dos. Pero su corazón ya no parecía estar en su trabajo. A veces estaba ausente de las sesiones del Senado y descuidaba sus deberes de látigo. El senador Byrd, de West Virginia, le quitó el trabajo al reunir una coalición de demócratas del sur y de los estados fronterizos para votarlo.

Esa pérdida sacó al Sr. Kennedy de su letargo. Se volvió a dedicar a su papel de legislador. “Me duele muchísimo perder”, dijo, “pero ahora puedo recorrer más el país. Y me libera para dedicar más tiempo a los problemas que me interesan ". Muchos años después, se hizo amigo del Sr. Byrd y le dijo que la derrota había sido lo mejor que podía haber pasado en su carrera en el Senado.

Agitación en casa

En la siguiente década, Kennedy amplió su reputación nacional, primero presionando para poner fin a la guerra en Vietnam, luego concentrándose en sus temas legislativos favoritos, especialmente los derechos civiles, la salud, los impuestos, las leyes penales y la desregulación de las industrias de aerolíneas y camiones. Viajó por el país, dando discursos que lo mantuvieron en el ojo público.

Pero cuando fue mencionado como posible candidato a la presidencia en 1972, objetó y cuando el candidato demócrata, George McGovern, le ofreció la nominación a la vicepresidencia, Kennedy volvió a decir que no, porque no quería enfrentar las inevitables preguntas de Chappaquiddick.

En 1973, su hijo Edward M. Kennedy Jr., que entonces tenía 12 años, desarrolló un cáncer de huesos que le costó una pierna. Al año siguiente, Kennedy se retiró de la carrera presidencial de 1976. En cambio, ganó fácilmente un tercer mandato completo en el Senado, y Jimmy Carter, un ex gobernador de Georgia durante un período, se mudó a la Casa Blanca.

A principios de 1978, la esposa de Kennedy, Joan, se mudó de su enorme casa contemporánea con vista al río Potomac cerca de McLean, Virginia, un suburbio de Washington. Se instaló en un apartamento propio en Boston y dijo que quería "explorar otras opciones además de ser ama de casa y madre". Pero también reconoció un problema con el alcohol y admitió que se sentía cada vez más incómoda con la vida de olla a presión que acompañaba a la pertenencia al clan Kennedy. Comenzó a estudiar música y se inscribió en un programa para alcohólicos.

La separación planteó problemas no solo personales sino también políticos para el senador. Después de que la Sra. Kennedy se fue a Boston, hubo rumores que vinculaban a la senadora con otras mujeres. Sostuvo que todavía amaba a su esposa e indicó que la razón principal de la separación fue el deseo de la Sra. Kennedy de resolver su problema con el alcohol. Posteriormente, hizo campaña por él en la carrera de 1980, pero nunca hubo una reconciliación real, y finalmente entraron en un proceso de divorcio.

Aunque Kennedy apoyó a Carter en 1976, a fines de 1978 estaba desencantado. Las encuestas indicaron que el senador se estaba volviendo popular mientras que el presidente perdía apoyo. En diciembre, en una convención demócrata de mitad de período en Memphis, Kennedy no pudo contenerse más. Dio un discurso atronador que, en retrospectiva, fue el tiro inicial de la campaña de 1980.

"A veces, un partido debe navegar contra el viento", declaró, refiriéndose al ajuste económico y la cautela política de Carter. “No podemos escuchar el llamado de aquellos que dicen que es hora de enrollar las velas. El partido que se desgarró a sí mismo por Vietnam en la década de 1960 no puede permitirse el lujo de desgarrarse hoy por los recortes presupuestarios en los programas sociales básicos ".

Kennedy no declaró entonces su candidatura. Pero los grupos de reclutamiento de Kennedy comenzaron a formarse a principios de 1979, y algunos demócratas que se presentaban a la reelección en 1980 comenzaron a buscar faldones más largos que los de Carter.

Después de consultar con asesores y familiares durante el verano de 1979, Kennedy comenzó a hablar abiertamente de desafiar al presidente, y el 7 de noviembre de 1979 anunció oficialmente que se postularía. “Nuestros líderes se han resignado a la derrota”, dijo.

La campaña fue un desastre, mal organizada y aparentemente sin una premisa política o política. Sus discursos fueron torpes y su discurso fue con frecuencia tambaleante y grandilocuente. Y en el fondo siempre aparecía Chappaquiddick. Ganó las primarias de Nueva York y California, pero las victorias fueron demasiado escasas y llegaron demasiado tarde para derrocar al Sr. Carter. En la convención de nominaciones del partido en Nueva York, sin embargo, se robó el espectáculo con su discurso de "el sueño nunca morirá".

Con la proximidad de las elecciones de 1984, surgió la inevitable especulación de que Kennedy, que había ganado fácilmente la reelección al Senado en 1982, volvería a buscar la presidencia. Preparó y planeó una campaña. Pero al final decidió no correr, diciendo que quería evitarle a su familia una repetición de la terrible experiencia por la que pasaron en 1980. Los escépticos dijeron que también sabía que no podía luchar contra la resaca de Chappaquiddick.

Un enfoque pleno del Senado

Liberado por fin de la expectativa de que debería y buscaría la Casa Blanca, Kennedy se dedicó de lleno a su trabajo diario en el Senado, donde ya había liderado la lucha por el voto de los 18 años, la abolición de la ley. borrador, desregulación de las industrias de aerolíneas y camiones, y la legislación sobre financiamiento de campañas post-Watergate. Estuvo profundamente involucrado en las renovaciones de la Ley de Derechos Electorales y la Ley de Vivienda Justa de 1968. Ayudó a establecer la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional. Consiguió apoyo federal para los centros comunitarios de atención médica, aumentó la financiación de la investigación del cáncer y ayudó a crear el programa Meals on Wheels. Fue uno de los principales proponentes de un programa de salud y nutrición para mujeres embarazadas y lactantes.

Cuando los republicanos asumieron el control del Senado en 1981, Kennedy solicitó el puesto de minoría de alto rango en el Comité de Trabajo y Bienestar Público, afirmando que los temas ante el panel de trabajo y bienestar serían más importantes durante los años de Reagan.

En los años posteriores a su fallida candidatura a la Casa Blanca, Kennedy también se estableció como alguien que hizo que "legislador" significara más que una palabra usada en los titulares para describir a cualquier miembro del Congreso. Aunque su vida personal fue un desastre hasta que se volvió a casar a principios de la década de 1990, nunca dejó de presentarse preparado para una audiencia de comité o un debate en la sala.

Su enfoque más notable fueron los derechos civiles, "todavía el asunto pendiente de Estados Unidos", dijo a menudo. En 1982, dirigió una lucha exitosa para derrotar el esfuerzo de la administración Reagan por debilitar la Ley de Derechos Electorales.

En una de esas alianzas bipartidistas que fueron el sello distintivo de sus éxitos legislativos, el Sr. Kennedy trabajó con el senador Bob Dole, republicano de Kansas, para asegurar la aprobación de la medida del derecho al voto, y el Sr. Dole obtuvo la mayor parte del crédito.

Quizás su mayor éxito en derechos civiles se produjo en 1990 con la aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, que requería que los empleadores y las instalaciones públicas hicieran "ajustes razonables" para los discapacitados.

Cuando finalmente se aprobó el proyecto de ley, Kennedy y otros contaron cómo sus puntos de vista sobre el proyecto de ley habían sido moldeados por tener familiares con discapacidades. Kennedy citó a su hermana con discapacidad mental, Rosemary, ya su hijo que había perdido una pierna a causa del cáncer.

Kennedy fue uno de los aliados más fuertes de Bill y Hillary Clinton en su fallido esfuerzo de 1994 por promulgar un seguro médico nacional, una medida que el senador había estado impulsando, de una forma u otra, desde 1969.

Pero siguió impulsando reformas graduales y, en 1997, junto con el senador Hatch, Kennedy ayudó a promulgar un programa histórico de atención médica para niños de familias de bajos ingresos, un programa ahora conocido como Programa Estatal de Seguro Médico para Niños o S-Chip. .

Lideró los esfuerzos para aumentar la ayuda para la educación superior y lograr la aprobación de la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás del Sr. Bush. Pidió aumentos en el salario mínimo federal. Ayudó a lograr la promulgación del beneficio de medicamentos recetados de Medicare, una de las mayores expansiones de la ayuda de salud del gobierno.

Fue un enérgico y exitoso oponente de la confirmación de Robert H. Bork a la Corte Suprema. En un discurso pronunciado pocos minutos después de que el presidente Ronald Reagan nominara a Bork en 1987, Kennedy hizo un ataque que incluso los comentaristas amistosos llamaron demagógico.

La "visión extremista de la Constitución" de Bork, dijo Kennedy, significaba que "la América de Robert Bork es una tierra en la que las mujeres se verían obligadas a realizar abortos clandestinos, los negros se sentarían en los mostradores de almuerzo separados, la policía deshonesta podría colapsar las puertas de los ciudadanos en las redadas de medianoche, y los escolares no podían aprender sobre la evolución, los escritores y artistas podrían ser censurados por capricho del gobierno, y las puertas de los tribunales federales se cerrarían a los dedos de millones de estadounidenses ”. El éxito de Kennedy como legislador puede atribuirse a la calidad y lealtad de su personal, considerado por sus colegas y forasteros por igual como el mejor en Capitol Hill.

"Tiene una de las asociaciones de ex alumnos más distinguidas de cualquier senador de los Estados Unidos", dijo Ross K. Baker, un científico político de la Universidad de Rutgers que ha trabajado en el Congreso. "Haber servido incluso en una capacidad menor en la oficina de Kennedy o en uno de sus comités es una entrada importante en el currículum de cualquier persona".

Los que han trabajado para Kennedy incluyen a Stephen G. Breyer, designado para la Corte Suprema por el presidente Clinton Gregory B. Craig, ahora abogado de la Casa Blanca, y Kenneth R. Feinberg, el principal funcionario de compensación de la administración Obama.

Un lugar en la historia

Kennedy “merece reconocimiento no solo como el principal senador de su tiempo, sino como uno de los grandes de su historia, sabio en el funcionamiento de esta institución singular, especialmente en su exigencia de ser más que partidista para lograr mucho”, dijo el Sr. Clymer escribió en su biografía.

“Las muertes y tragedias a su alrededor habrían llevado a otros a retirarse. Nunca se rinde, sino que navega contra el viento ".

Al Sr. Kennedy le sobreviven su esposa, conocida como Vicki, dos hijos, Edward M. Kennedy Jr. de Branford, Conn., Y el Representante Patrick J. Kennedy de Rhode Island, una hija, Kara Kennedy Allen, de Bethesda, Md. Dos hijastros , Curran Raclin y Caroline Raclin y cuatro nietos. Su ex esposa, Joan Kennedy, vive en Boston.

A Kennedy también le sobrevive una hermana, Jean Kennedy Smith, de Nueva York. El 11 de agosto, su hermana Eunice Kennedy Shriver de Potomac, Maryland, murió a los 88 años. Otra hermana, Patricia Kennedy Lawford, murió en 2006. Su hermana Rosemary murió en 2005 y su hermana Kathleen murió en un accidente aéreo en 1948. .

Su hermano pequeño Teddy era el menor, el osito al que todos abrazaban, al que nadie se tomaba en serio y del que poco se esperaba.

De mala gana y en ocasiones con torpeza llevó el estandarte de Kennedy, con todo lo que implicaba y todo lo que requería. Y, sin embargo, sostienen algunos eruditos, pudo haber demostrado ser el más digno.

"Era un Kennedy por excelencia, en el sentido de que tenía todas las verrugas, así como todo el carisma y muchas de las fortalezas", dijo Norman J. Ornstein, politólogo del American Enterprise Institute.

“Si su padre, Joe, hubiera encuestado, desde una edad temprana hasta el momento de su muerte, a todos sus hijos, a sus hijos en particular, y les hubiera pedido clasificarlos por talentos, efectividad, probabilidad de tener un impacto en el mundo , Ted habría sido un cuarto muy pobre. Joe, John, Bobby. Ted.

"Él fue el sobreviviente", continuó el Sr. Ornstein. “No era una estrella brillante que ardía intensamente y se desvanecía. Tenía un brillo prolongado y constante. Cuando analice el impacto de los Kennedy en la vida, la política y las políticas estadounidenses, terminará siendo, con mucho, el más significativo ".


Programa de la noche de apertura para la misa (presentación de diapositivas) Publicado en el programa inaugural, 8 de septiembre de 1971

La página 1 incluye título, logotipo, fecha, créditos básicos.

La página 2 incluye el orden de la Misa y los títulos de las secciones.

La página 3 incluye una nota del compositor y los nombres de destacados solistas e intérpretes.

La página 4 incluye una lista completa del elenco, el personal y los créditos externos.

Controles de carrusel

La ocasión permitió que Washington comenzara a ganarse la reputación de centro cultural y político como Los New York Times escribió en un artículo de primera plana a la mañana siguiente: "La capital de esta nación finalmente entró en la era cultural esta noche con la espectacular inauguración del [Kennedy Center] de $ 70 millones. un gigantesco templo de mármol para la música, la danza y el teatro en el La ventaja de Potomac ".


Ted Kennedy

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Ted Kennedy, en su totalidad Edward Moore Kennedy, por nombre León del Senado, (nacido el 22 de febrero de 1932 en Boston, Massachusetts, EE. UU.; fallecido el 25 de agosto de 2009 en Hyannis Port, Massachusetts), senador de EE. UU. (1962-2009), una figura prominente en el Partido Demócrata y en la política liberal de la década de 1960 que se convirtió en entre los miembros más influyentes y respetados del Senado durante su largo mandato en el cargo. Era el hijo menor de Rose y Joseph Kennedy y el último hermano sobreviviente de Pres. John F. Kennedy.

¿A qué universidades asistió Ted Kennedy?

Ted Kennedy se graduó de la Universidad de Harvard en 1956. Luego estudió en la Escuela de Derecho Internacional (La Haya) y se licenció en derecho en la Universidad de Virginia (1959).

¿Cuál fue el incidente de Chappaquiddick?

En la noche del 18 de julio de 1969, Ted Kennedy condujo accidentalmente su automóvil desde un puente sin marcar en la isla Chappaquiddick, cerca de Martha’s Vineyard, Massachusetts, y su compañera en el automóvil, Mary Jo Kopechne, de 28 años, se ahogó. Kennedy fue declarado culpable de abandonar la escena de un accidente.

¿Cuáles son algunas de las contribuciones de Ted Kennedy a los Estados Unidos?

Ted Kennedy fue un destacado defensor en el Senado por varias causas, incluidos el derecho al voto, la vivienda justa, la protección del consumidor y el seguro nacional de salud. Fue reconocido por su disposición a cooperar con los republicanos para aprobar leyes, como la Ley Que Ningún Niño se Quede Atrás (2001) y otras iniciativas de la administración del presidente George W. Bush.

¿Cuándo recibió Ted Kennedy la Medalla Presidencial de la Libertad?

Ted Kennedy recibió la Medalla Presidencial de la Libertad el 15 de agosto de 2009. El premio fue aceptado en su nombre por sus hijos solo 10 días antes de su muerte en su casa.

Ted Kennedy se graduó de la Universidad de Harvard en 1956. Luego estudió en la Escuela de Derecho Internacional (La Haya) y se licenció en derecho en la Universidad de Virginia (1959). Hizo campaña a favor de su hermano John en la carrera presidencial de 1960 y en 1962 fue elegido para el antiguo escaño del presidente en el Senado de los Estados Unidos en representación de Massachusetts. Al año siguiente, John fue asesinado en Dallas, Texas. Aunque no pudo hacer campaña activamente para la reelección (1964) por un período completo debido a una lesión, Kennedy fue devuelto al poder por una votación aplastante. En 1968 prestó su apoyo a la campaña de su hermano Robert para la nominación presidencial demócrata. Sin embargo, Robert fue asesinado en junio de ese año.

A principios de 1969, Kennedy fue elegido látigo de la mayoría en el Senado de los Estados Unidos, y se convirtió en uno de los primeros candidatos para la próxima nominación presidencial demócrata. Luego, en la noche del 18 de julio de 1969, accidentalmente condujo su automóvil por un puente sin marcar en la isla Chappaquiddick, cerca de Martha’s Vineyard, Massachusetts, y su compañera en el automóvil, Mary Jo Kopechne, de 28 años, se ahogó. Kennedy fue declarado culpable de abandonar la escena de un accidente. Fue reelegido para el Senado en 1970, pero anunció que no buscaría la presidencia en 1972.

Kennedy ganó la reelección para un tercer mandato completo como senador en 1976. Era un serio aspirante a la nominación presidencial demócrata de 1980, pero se retiró de la contienda durante la convención. Ganó un cuarto mandato en 1982 y fue reelegido nuevamente al Senado en 1988, 1994, 2000 y 2006.


Ver el vídeo: Κρίστοφερ Μάρλοου - Η τραγική ιστορία του δόκτορα Φάουστους ραδιοφωνικό θέατρο