Henning von Tresckow: la Alemania nazi

Henning von Tresckow: la Alemania nazi


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Henning von Tresckow nació en Magdeburg, Alemania en 1901. Se unió al ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial y al final del conflicto se había convertido en un oficial subalterno.

Tresckow dejó el ejército después de la guerra y siguió una carrera como corredor de bolsa. Sin embargo, en 1924 se reincorporó al ejército y en 1939 había alcanzado el rango de teniente coronel y estaba sirviendo en el personal de su tío, Fedor von Bock, en el cuartel general de AG Center.

En 1939, Tresckow participó en la invasión de Checoslovaquia y Polonia. Estaba consternado por las acciones de la Schutz Staffeinel (SS) y la Gestapo en los territorios ocupados. Después de que Tresckow fue testigo de la matanza de soldados capturados en el Ejército Rojo en 1941, decidió que el gobierno de la Alemania nazi debía ser derrocado.

En 1942 Tresckow se convirtió en oficial de estado mayor en el alto mando del Grupo de Ejércitos Centro. Durante los dos años siguientes, utilizó su acceso a los oficiales superiores del ejército para intentar reclutarlos y unirse a su conspiración para derrocar al gobierno alemán. Adolf Hitler. Fedor von Bock, Gunther von Kluge, Erich von Manstein y Gerd von Rundstedt se negaron, pero fueron lo suficientemente comprensivos como para no informar a la Gestapo sobre sus actividades.

El 14 de marzo de 1943, Tresckow y su ayudante, Fabian Schlabrendorff, pusieron una bomba en un avión que llevaba a Hitler a Smolensk, pero el detonador no funcionó y la bomba no explotó. Tresckow seguía sin ser detectado y en septiembre siguiente fue nombrado jefe de personal del Segundo Ejército.

Tresckow había reclutado a Claus von Stauffenberg en 1942 y fue elegido para colocar una bomba en una reunión a la que asistió Hitler el 20 de julio de 1944. Stauffenberg llevó la bomba en un maletín y la colocó en el suelo mientras se marchaba para hacer una llamada telefónica. . La bomba explotó matando a cuatro hombres en la cabaña. El brazo derecho de Hitler resultó gravemente herido, pero sobrevivió a la explosión de la bomba.

Cuando Tresckow se enteró de que el complot de julio había fracasado, se despidió de sus compañeros conspiradores, se dirigió al frente oriental y le voló la cabeza con una granada de mano.

El asesinato debe intentarse, a cualquier precio. Incluso si eso falla, se debe emprender el intento de tomar el poder en la capital. Debemos demostrar al mundo y a las generaciones futuras que los hombres del movimiento de resistencia alemán se atrevieron a dar el paso decisivo y arriesgar sus vidas por él. Comparado con esto, nada más importa.

Me pegaré un tiro. Probablemente, solo unos pocos pueden imaginar qué destino habría corrido Alemania si el complot hubiera tenido éxito. Doy gracias a la Providencia ya mi Creador, pero no porque me haya preservado. Mi vida está dedicada exclusivamente a preocuparme, a trabajar para mi gente. Le agradezco, más bien, porque Él me ha hecho posible continuar cargando con estas preocupaciones y continuar con mi trabajo lo mejor que pueda y de acuerdo con mi conciencia.


Henning von Tresckow: Alemania nazi - Historia

No somos los primeros que, con mejores intenciones, hemos incurrido en lo peor.

Hoy es el 117º aniversario del nacimiento del mayor general Henning von Tresckow, autor intelectual del intento del 20 de julio de 1944 de asesinar a Adolf Hitler. https://en.wikipedia.org/wiki/Henning_von_Tresckow

Tresckow era de una larga línea de aristócratas y oficiales militares prusianos. Su padre era general de caballería y su abuelo, ministro de Educación de Prusia. Luchó en el ejército alemán en la Primera Guerra Mundial, ganando reputación por su independencia intelectual. Su oficial al mando predijo que & # 8220Tú, Tresckow, o te convertirás en Jefe del Estado Mayor o morirás en el cadalso como rebelde ”.

La resistencia dentro del ejército alemán a Hitler comenzó antes de la guerra y se intensificó con las atrocidades cometidas durante la guerra. Cuando Tresckow se enteró de la "Orden del Comisario" que requería la ejecución de los comisarios soviéticos capturados, su reacción fue:

Si no convencemos al mariscal de campo [Fedor von Bock] para que vuele a Hitler de inmediato y cancelemos estas órdenes, el pueblo alemán se verá abrumado por una culpa que el mundo no olvidará en cien años. Esta culpa recaerá no solo sobre Hitler, Himmler, Göring y sus camaradas, sino también sobre ti y yo, tu esposa y la mía, tus hijos y los míos, esa mujer que cruza la calle y esos niños que están allí jugando a la pelota.

Los oficiales del ejército comenzaron a planificar la destitución de Hitler, si era necesario mediante el asesinato. Sin embargo, enfrentaron desafíos morales y de seguridad. Hitler había embrujado a una nación con la narrativa de "puñalada por la espalda": que Alemania fue traicionada en la Primera Guerra Mundial por los "criminales de noviembre" que pidieron la paz cuando el ejército alemán no había sido derrotado. Esto condujo a un acuerdo de Versalles que desmembró a Alemania e impuso reparaciones paralizantes.

Keynes ’ Las consecuencias económicas de la paz (1919) predijo que el empobrecimiento de Alemania a través del acuerdo de Versalles conduciría a un futuro conflicto desastroso. Apirana Ngata también predijo las funestas consecuencias de destruir el orgullo alemán.

La hiperinflación de 1923 y la Gran Depresión de 1929 crearon las condiciones para que Hitler llegara al poder. La inversión en infraestructura y el gasto en rearme hicieron grandes avances en el desempleo y reforzaron el apoyo al gobierno nazi.

Si bien Hitler cerró la oposición política, había sido elegido democráticamente y podía reclamar credibilidad constitucional. También se exigió a los soldados alemanes que hicieran juramentos de lealtad a Hitler, y muchos generales estaban además sujetos a los códigos de honor prusianos.

Por lo tanto, los conspiradores de la Resistencia se arriesgaban a que sus acciones fueran percibidas como una "puñalada por la espalda" traidora que alienaría a los alemanes y fortalecería el control de Hitler. El mariscal de campo Erwin Rommel se opuso al asesinato de Hitler por temor a que lo convirtiera en un mártir. El mariscal de campo Erich von Manstein se negó a apoyar activamente a la resistencia, argumentando que "los oficiales prusianos no se rebelan".

En diciembre de 1941, Tresckow reflexionó:

Me gustaría mostrarle al pueblo alemán una película con el título & # 8220Alemania al final de la guerra & # 8221. Entonces tal vez la gente se alarme y se dé cuenta de hacia dónde nos dirigimos. La gente estaría de acuerdo conmigo en que el señor de la guerra superior [Hitler] debe desaparecer. Pero como no podemos mostrar esta película, la gente creará la leyenda de la & # 8220 puñalada en la espalda & # 8221 siempre que actuemos contra Hitler.

Sin embargo, los conspiradores de la resistencia desarrollaron una narrativa contraria a la de Hitler. La lucha fue por el alma y el honor de Alemania, y dentro de eso, por la cultura y los valores prusianos y alemanes en general. En la confirmación de su hijo en la iglesia de la guarnición de Potsdam en 1943, Tresckow argumentó que:

El verdadero espíritu prusiano significa una síntesis entre la moderación y la libertad, entre la subordinación voluntaria y el liderazgo consciente, entre el orgullo de uno mismo y la consideración por los demás, entre el rigor y la compasión. A menos que se mantenga un equilibrio entre estas cualidades, el espíritu prusiano corre el peligro de degenerar en una rutina desalmada y un dogmatismo estrecho de miras.

El 13 de marzo de 1943, Tresckow colocó una bomba de tiempo en el avión de Hitler. Desafortunadamente, no explotó. Después del desembarco de los aliados en Francia en junio de 1944, los conspiradores decidieron arriesgarse a otro intento: colocar una bomba en la sala de reuniones de Hitler y luego lanzar un golpe militar en Berlín.

En el período previo al intento del 20 de julio, Tresckow argumentó que:

El asesinato debe intentarse a toda costa. Incluso si no tuviera éxito, se debe hacer un intento por tomar el poder en Berlín. Lo que importa ahora ya no es el propósito práctico del golpe, sino demostrar al mundo y para los registros de la historia que los hombres de la resistencia se atrevieron a dar el paso decisivo. Comparado con este objetivo, nada más tiene importancia. & # 8221

Tresckow señaló además que:

& # 8220Es casi seguro que fallaremos. Pero, ¿cómo juzgará la historia futura al pueblo alemán si ni siquiera un puñado de hombres tuvo el coraje de poner fin a ese criminal? & # 8221

Al enterarse de que Hitler sobrevivió a la bomba que había colocado Claus von Stauffenberg, Tresckow se suicidó. Su mensaje de despedida a un amigo fue:

El mundo entero nos va a vilipendiar ahora, pero todavía estoy totalmente convencido de que hicimos lo correcto. Hitler es el archienemigo no solo de Alemania sino del mundo. Cuando, en unas pocas horas & # 8217, me presente ante Dios para rendir cuentas de lo que hice y dejé sin hacer, sé que podré justificar lo que hice en la lucha contra Hitler. Dios le prometió a Abraham que no destruiría Sodoma si solo se pudieran encontrar diez hombres justos en la ciudad, y por eso espero por nuestro bien que Dios no destruirá Alemania. Nadie entre nosotros puede quejarse de morir, porque quien se unió a nuestras filas se puso la camisa de Nessus. El valor moral de un hombre se establece sólo en el punto en el que está dispuesto a dar su vida en defensa de sus convicciones.

Tras el atentado del 20 de julio, alrededor de 7.000 personas fueron detenidas y 4.980 ejecutadas. Estos incluían oficiales del ejército, diplomáticos, líderes cristianos, políticos conservadores y liberales. Los mariscales de campo Rommel y von Kluge se suicidaron antes de enfrentar cargos de traición. Mientras esperaba su sentencia de muerte, el político ultraconservador prusiano Carl Goerdeler escribió una carta de despedida, que terminaba con & # 8220 Pido al mundo que acepte nuestro martirio como penitencia para el pueblo alemán ”.

En ese momento, muchos alemanes estaban enojados con el intento de asesinato. Durante algunos años después de que terminó la guerra, los conspiradores no siempre fueron vistos de manera positiva dentro de Alemania. Las autoridades comunistas de Alemania Oriental ignoraron el intento del 20 de julio porque los conspiradores eran en su mayoría de origen conservador más que socialista. Sin embargo, los conspiradores ahora son vistos como héroes alemanes.

Alemania le debe mucho a Henning von Tresckow y a los demás miembros de la resistencia.

La mayoría de los alemanes rechazan hoy & # 8216kadavergehorsam & # 8217 (obediencia acrítica). Normalmente, los alemanes aplican el pensamiento crítico a las acciones y palabras de los políticos. El ejército alemán jura obedecer al parlamento y los diputados juran obedecer a su conciencia, no a los líderes de su partido.


Henning von Tresckow

Henning von Tresckow nació en Magdeburg, Alemania en 1901. Se unió al ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial y al final del conflicto se había convertido en un oficial subalterno.

Tresckow dejó el ejército después de la guerra y siguió una carrera como corredor de bolsa. Sin embargo, en 1924, se reincorporó al ejército y en 1939 había alcanzado el rango de teniente coronel y estaba sirviendo en el personal de su tío, Fedor von Bock, en el cuartel general de AG Center.

En 1939, Tresckow participó en la invasión de Checoslovaquia y Polonia. Estaba consternado por las acciones de la Schutz Staffeinel (SS) y la Gestapo en los territorios ocupados. Después de que Tresckow fue testigo de la matanza de soldados capturados en el Ejército Rojo en 1941, decidió que el gobierno de la Alemania nazi debía ser derrocado.

En 1942, Tresckow se convirtió en oficial de estado mayor en el alto mando del Grupo de Ejércitos Centro. Durante los dos años siguientes, utilizó su acceso a los oficiales superiores del ejército para intentar reclutarlos y unirse a su conspiración para derrocar al gobierno alemán de Adolf Hitler. Fedor von Bock, Gunther von Kluge, Erich von Manstein y Gerd von Rundstedt se negaron, pero fueron lo suficientemente comprensivos como para no informar a la Gestapo sobre sus actividades.

El 14 de marzo de 1943, Tresckow y su ayudante, Fabian Schlabrendorff, pusieron una bomba en un avión que llevaba a Hitler a Smolensk, pero el detonador no funcionó y la bomba no explotó. Tresckow seguía sin ser detectado y en septiembre siguiente fue nombrado jefe de personal del Segundo Ejército.

Tresckow había reclutado a Claus von Stauffenberg en 1942, y fue elegido para colocar una bomba en una reunión a la que asistió Hitler el 20 de julio de 1944. Stauffenberg llevó la bomba en un maletín y la colocó en el suelo mientras se iba a hacer un teléfono. llama. La bomba explotó matando a cuatro hombres en la cabaña. El brazo derecho de Hitler resultó gravemente herido, pero sobrevivió a la explosión de la bomba.

Cuando Tresckow se enteró de que el complot de julio había fracasado, se despidió de sus compañeros conspiradores, se dirigió al frente oriental y le voló la cabeza con una granada de mano.

Descargue nuestra aplicación móvil para acceder sobre la marcha a la Biblioteca Virtual Judía


Muerte y cementerio de Tresckow, Hermann Karl Robert & # 8220Henning & # 8221 von.

Cuando Henning von Tresckow se enteró de que el golpe había fracasado, se quitó la vida en el frente cerca de Ostrów el 21 de julio de 1944, a los 43 años, sosteniendo una granada de mano debajo de la barbilla. Von Tresckow estaba casado con la hija del famoso general de la Primera Guerra Mundial Erich von Falkenhayn. , Erika, quien murió a los 69 años en 1974. Von Falkenhayn murió a los 60 años el 08-04-1922. Fue enterrado en la casa familiar en Wartenberg. Cuando los nazis se enteraron de las conexiones de Tresckov a finales de agosto, su cuerpo fue exhumado y llevado al crematorio del campo de concentración de Sachsenhausen. Su esposa Erika fue arrestada el 15 de agosto y sus hijos fueron secuestrados bajo la política nazi de Sippenhaft, lo que significa una culpa familiar compartida, pero a principios de octubre fue liberada nuevamente y sobrevivió a la guerra. Sippenhaft, & # 8220kinresponsabilidad & # 8221 era una forma de castigo colectivo practicado en la Alemania nazi. Hay una tumba de honor para Tresckow y su esposa en el cementerio Bomstedter en Berlín, y en su ciudad natal hay una piedra conmemorativa.

Otro complot para matar a Hitler frustrado

El 21 de marzo de 1943, fracasa el segundo plan de conspiración militar para asesinar a Hitler en una semana.

En el verano de 1941, el general de división Henning von Tresckow, miembro del Centro del Grupo de Ejércitos del General Fedor von Bock & # x2019, fue el líder de una de las muchas conspiraciones contra Adolf Hitler. Junto con su oficial de estado mayor, el teniente Fabian von Schlabrendorff, y otros dos conspiradores, ambos de viejas familias alemanas que también creían que Hitler estaba llevando a Alemania a la humillación, Tresckow había planeado arrestar al Führer cuando visitó el cuartel general del Grupo de Ejércitos en Borisov. , en la Unión Soviética. Pero su na & # xEFvet & # xE9 en tales asuntos se hizo evidente cuando Hitler apareció & # x2014 rodeado de guardaespaldas de las SS y conducido en uno de una flota de autos. Nunca se acercaron a él.

Tresckow volvería a intentarlo el 13 de marzo de 1943, en una trama llamada Operación Flash. Esta vez, Tresckow, Schlabrendorff, et al., Estaban estacionados en Smolensk, todavía en la URSS. Hitler planeaba volar de regreso a Rastenburg, Alemania, desde Vinnitsa, en la URSS. Se planeó una escala en Smolensk, durante la cual un oficial involuntario entregaría al Führer un paquete bomba, pensando que era un regalo de licor para dos oficiales superiores en Rastenburg. Todo salió según el plan y el avión de Hitler despegó y la bomba estaba lista para estallar en algún lugar sobre Minsk. En ese momento, los co-conspiradores en Berlín estaban listos para tomar el control del gobierno central ante la mención de la palabra clave & # x201CFlash. & # X201D Desafortunadamente, la bomba nunca explotó porque el detonador estaba defectuoso.

Una semana después, el 21 de marzo, en el Día de los Caídos de los Héroes & # x2019, (un día festivo en honor a los alemanes muertos en la Primera Guerra Mundial), Tresckow seleccionó al Coronel Freiherr von Gersdorff para actuar como terrorista suicida en el Museo Zeughaus de Berlín, donde Hitler iba a asistir. la dedicación conmemorativa anual. Con una bomba colocada en cada uno de los dos bolsillos de su abrigo, Gersdorff debía acercarse sigilosamente a Hitler mientras revisaba los monumentos y encendía las bombas, sacando al dictador junto con él y con todos los que estaban en las inmediaciones. Schlabrendorff suministró a Gersdorff bombas y cada una con una mecha de 10 minutos.

Una vez en la sala de exposiciones, se le informó a Gersdorff que el Führer debía inspeccionar las exposiciones durante solo ocho minutos y no había tiempo suficiente para que los fusibles se fundieran.


Héroe olvidado: Henning von Tresckow

El mundo entero nos va a vilipendiar ahora, pero todavía estoy totalmente convencido de que hicimos lo correcto. Hitler es el archienemigo no solo de Alemania sino del mundo. Cuando, en unas pocas horas & # 8217, me presente ante Dios para rendir cuentas de lo que he hecho y no lo hice, sé que podré justificar lo que hice en la lucha contra Hitler. Dios le prometió a Abraham que no destruiría Sodoma si solo se pudieran encontrar diez hombres justos en la ciudad, y por eso espero por nuestro bien que Dios no destruirá Alemania. Ninguno de nosotros puede quejarse de morir, porque quien se unió a nuestras filas se puso la camisa de Nessus [una fuente de desgracia de la que no hay escapatoria]. El valor moral de un hombre se establece sólo en el punto en el que está dispuesto a dar su vida en defensa de sus convicciones.

Las últimas palabras de Henning von Tresckow, un general mayor de la Wehrmacht alemana que organizó la resistencia alemana contra Adolf Hitler, el más famoso es el plan de Valkyrie para derrocar a los nazis (conocido como el complot del 20 de julio).

Nacido en una familia noble prusiana con 300 años de tradición militar, fue el teniente más joven del ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial, ganando el honor militar más alto de la nación & # 8212 la Cruz de Hierro & # 8212 por su valor sobresaliente e independiente. acción contra el enemigo.

El joven Tresckow (Wikimedia Commons).

Un hombre mundano bien versado en poesía, idiomas extranjeros, economía y derecho, Tresckow, no obstante, siguió siendo un soldado de carrera, ascendiendo al Estado Mayor después de graduarse como el mejor de su clase en 1936. Se opuso a muchas de las políticas militares y exteriores de Hitler, como como el Anschluss con Austria y la invasión de Checoslovaquia, prediciendo incluso que Alemania caería de una política exterior demasiado agresiva.

Aunque una vez fue un entusiasta partidario del nazismo debido a su oposición al duro Tratado de Versalles, rápidamente se desilusionó después de la Noche de los Cuchillos Largos en 1934, cuando las nacientes SS asesinaron a numerosos oponentes políticos y rivales. Consideró la infame Kristallnacht, el pogromo sancionado por el estado contra los judíos, como una humillación personal y una degradación de la civilización. Inmediatamente buscó a civiles y oficiales que se oponían a Hitler, proclamando a un ser querido que "tanto el deber como el honor nos exigen que hagamos todo lo posible para provocar la caída de Hitler y el nacionalsocialismo para salvar a Alemania y Europa de la barbarie". 8221.

Durante la campaña contra la Unión Soviética, quedó aún más consternado por la brutalidad nazi, incluido el trato a los prisioneros de guerra rusos y los fusilamientos masivos de mujeres y niños judíos. Cuando se enteró de la masacre de miles de judíos en Borisov, Tresckow apeló apasionadamente a un compañero oficial: & # 8220 ¡Nunca vuelva a suceder algo así! Y por eso debemos actuar ahora. & # 8221

Por lo tanto, como oficial en jefe de operaciones del Grupo de Ejércitos Centro, se arriesgó mucho al buscar a otros oficiales que compartieran sus puntos de vista y colocarlos en puestos clave para construir una base sólida para la resistencia interna. Trató de persuadir a otros oficiales de alto rango para que se unieran a su conspiración, sin resultado alguno (en particular, todos los que logró reclutar citaron la masacre de judíos y otros como el catalizador de su oposición a Hitler y los nazis).

En última instancia, se asoció con varias docenas de compañeros de resistencia y el jefe # 8212 entre ellos Ludwig Beck, Carl Friedrich Goerdeler, el coronel Hans Oster, el general Friedrich Olbricht y el coronel Claus von Stauffenberg & # 8212 e ideó el plan de Valkyrie para matar a Hitler, tomar el control. del gobierno de los nazis, y hacer las paces con los aliados. Unos días antes del intento de golpe, Tresckow le confió a un amigo que & # 8220 con toda probabilidad todo saldrá mal & # 8221, y cuando se le preguntó si la acción era necesaria, respondió, & # 8220Sí, aun así & # 8221.

Desafortunadamente, como todos sabemos, salió mal, y muchos de los conspiradores fueron capturados y ejecutados más tarde. Cuando Tresckow, que estaba destinado en el Frente Oriental, se enteró de este fracaso, optó por suicidarse después de emitir las últimas palabras citadas anteriormente a su enlace. Para proteger a sus co-conspiradores de sospechas, organizó su muerte para que pareciera un ataque enemigo, disparando varias balas de su pistola antes de detonar una granada debajo de su barbilla. Sus palabras de meses antes suenan verdaderas hasta el día de hoy, aunque desafortunadamente se olvidan:

El asesinato debe intentarse a toda costa. Incluso si no tiene éxito, se debe hacer un intento por tomar el poder en Berlín. Lo que importa ahora ya no es el propósito práctico del golpe, sino demostrar al mundo y para los registros de la historia que los hombres de la resistencia se atrevieron a dar el paso decisivo. Comparado con este objetivo, nada más tiene importancia.

Es una pena que su historia, como la de tantos otros resistentes a los nazis, siga siendo muy desconocida fuera de Alemania (a pesar de los recientes intentos de Hollywood).


Charla: Henning von Tresckow


La página requería una limpieza. He leído comentarios relativamente convincentes contra las afirmaciones de Gerlach, p. Ej. http://www.zeitgeschichte-online.de/zol/_rainbow/documents/pdf/20juli_arnold.pdf --Linksrechts 19:36, 2 de enero de 2007 (UTC)

¡¡De acuerdo!! Esas afirmaciones de Gerlach no proporcionan ninguna prueba y seguramente pueden considerarse una tontería. Cualquiera que rechace la eliminación de

Investigaciones recientes, en particular de Christian Gerlach de la Universidad de Pittsburg, afirman que Tresckow firmó órdenes que contribuían a la matanza de civiles por parte de las tropas de la Wehrmacht y que llevaron a la reubicación de niños rusos sin hogar en las fábricas nazis, donde se enfrentaron a una muerte segura.

¡debería hablar lo antes posible! --AuthorDionysos 16:51, 24 de marzo de 2007 (UTC)

Este enlace también expresa dudas sobre la afirmación de Gerlach. Olessi 03:13, 18 de abril de 2007 (UTC)

También estuvo implicado en los asesinatos en masa del Holocausto según War of Extermination: The German Military in World War II, 1941-1944, Por Hannes Heer, Klaus Naumann, Roy Shelton, Traducido por Roy Shelton, Edición: ilustrada Publicado por Berghahn Libros, 2000, ISBN 1571812326, 9781571812322 Vista previa disponible en línea aquí [1]

No lo estaba. En los Archivos del Ejército Rojo se encontraron actualmente documentos sobre Tresckow, proporcionados por el Mayor Kuhn sobre cómo correr tras el fracaso de las tramas a los rusos. ¿Los documentos / protocolos muestran que el holocausto fue una de las principales motivaciones de Tresckow? Se dice que el mejor luchador de la "Resistencia" francesa durante la Segunda Guerra Mundial fue fusilado por sus compañeros porque pensaban que era un colaborador. Pero ser colaborador fue solo la cara que mostró a los alemanes para hacer lo que hizo y no despertar sospechas entre ellos. Y esa es la razón por la que uno debería ser muy cuidadoso con tal declaración de que ninguna Persona viva puede probar / demostró. En Tresckows Biographie está escrito que escribió en sus relaciones con el Alto Mando (Oberkommando der Wehrmacht) sobre mucha actividad enemiga donde no había ninguna. Para que pudiera sacar a sus hombres en posiciones estratégicamente mejores sin recibir un disparo debido a la prohibición de retirada de Hitler. Es muy posible que esta práctica también se haya utilizado en casos de crímenes de guerra ordenados por Hitler. —Comentario anterior sin firmar agregado por 77.109.163.249 (conversación) 20:16, 18 de enero de 2011 (UTC)

Al principio del artículo dice: «El general de división Herrmann Karl Robert Henning von Tresckow (10 de enero de 1901-21 de julio de 1944) fue un general de división. 'Afirmar que Tresckow fue general de división dos veces es bastante redundante, ¿no es así? Creo que deberíamos cambiarlo por algo como 'Herrmann Karl Robert Henning von Tresckow era un general de división. '¿Alguien está de acuerdo? - Martin (hablar) 03:18, 28 de diciembre de 2009 (UTC)

Excepto que no era un general de división. __209.179.86.123 (conversación) 21:08, 20 de enero de 2016 (UTC)

Clase C solo porque el artículo carece de un par de citas en la sección "Conspiraciones contra Hitler". De lo contrario, sería una buena clase B. Zawed (charla) 10:48, 9 de febrero de 2012 (UTC)

Solicité citaciones por algunas afirmaciones en las que no estaba de acuerdo. También restauró la información de que fue parte de un genocidio. - MyMoloboaccount (charla) 12:16, 24 de diciembre de 2012 (UTC)

"Fest 1997" se cita extensamente, pero el nombre completo no se incluye en la sección de referencias / bibliografía. ¿Me estoy perdiendo de algo? --K.e.coffman (charla) 19:33, 18 de noviembre de 2015 (UTC)

Acabo de modificar un enlace externo sobre Henning von Tresckow. Tómese un momento para revisar mi edición. Si tiene alguna pregunta, o necesita que el bot ignore los enlaces, o la página por completo, visite este sencillo FaQ para obtener información adicional. Hice los siguientes cambios:

Cuando haya terminado de revisar mis cambios, puede seguir las instrucciones de la plantilla a continuación para solucionar cualquier problema con las URL.

A partir de febrero de 2018, las secciones de la página de discusión "Enlaces externos modificados" ya no son generadas ni supervisadas por InternetArchiveBot . No se requiere ninguna acción especial con respecto a estos avisos de la página de discusión, aparte de la verificación regular utilizando las instrucciones de la herramienta de archivo a continuación. Los editores tienen permiso para eliminar estas secciones de la página de discusión "Enlaces externos modificados" si quieren ordenar las páginas de discusión, pero consulte el RfC antes de realizar eliminaciones sistemáticas masivas. Este mensaje se actualiza dinámicamente a través de la plantilla <> (última actualización: 15 de julio de 2018).

  • Si ha descubierto URL que el bot consideró erróneamente muertas, puede informarlas con esta herramienta.
  • Si encuentra un error con algún archivo o con las URL mismas, puede corregirlo con esta herramienta.

El enlace para su cónyuge Erika es un enlace a su suegro.2A02: C7D: 86B: 4A00: B455: D54A: 86A0: 152F (conversación) 04:35, 28 de abril de 2019 (UTC)


Henning Hermann Robert Karl Von Tresckow

Ближайшие родственники

Acerca de Hermann Karl Robert Henning * von Tresckow

Herrmann Karl Robert & quotHenning & quot von Tresckow (10 de enero de 1901 & # x2013 21 de julio de 1944) fue un generalmajor en la Wehrmacht alemana que organizó la resistencia alemana contra Adolf Hitler. Intentó asesinar a Hitler en marzo de 1943 y redactó el plan Valkyrie para un golpe de Estado contra el gobierno alemán. La Gestapo lo describió como el "principal motor" y el "espíritu del mal" detrás del complot del 20 de julio para asesinar a Hitler. Se suicidó en el frente oriental tras el fracaso del complot.

Tresckow nació en Magdeburgo en una familia noble de la región de Brandeburgo de Prusia con 300 años de tradición militar que proporcionó al ejército prusiano 21 generales. Su padre, más tarde general de caballería, había estado presente en la coronación del káiser Guillermo I como emperador del nuevo imperio alemán en Versalles en 1871. Su madre era hija del conde Robert Zedlitz-Tr & # x00fctzschler, un ministro de Educación de Prusia.

Recibió la mayor parte de su educación inicial de tutores en la remota finca rural de su familia de 1913 a 1917, era estudiante en el Gymnasium en la ciudad de Goslar. Se unió al 1er Regimiento de Guardias de Infantería como cadete de oficiales a la edad de 16 años y se convirtió en el teniente más joven del Ejército en junio de 1918. En la Segunda Batalla del Marne, obtuvo la Cruz de Hierro de 1ª clase por su valor sobresaliente y acción independiente contra el enemigo. En ese momento, el Conde Siegfried von Eulenberg, el comandante del 1er Regimiento de Guardias de Infantería, predijo que `` Tú, Tresckow, te convertirás en jefe del Estado Mayor o morirás en el cadalso como un rebelde ''.

Después de la Primera Guerra Mundial, Tresckow se quedó con el famoso Regimiento de Infantería 9 de Potsdam y participó en la represión del movimiento espartaquista en enero de 1919, pero renunció al Ejército de la Reichswehr de la República de Weimar en 1920 para estudiar derecho y economía. Trabajó en una casa bancaria y se embarcó en un viaje mundial visitando Gran Bretaña, Francia, Brasil y el este de los Estados Unidos en 1924 antes de tener que abandonarlo para hacerse cargo de las posesiones familiares en casa. Como miembros de muchas familias prusianas prominentes, Tresckow se casó con otra familia con tradiciones militares de larga data. En 1926, se casó con Erika von Falkenhayn, única hija de Erich von Falkenhayn, el jefe del Estado Mayor de 1914 a 1916, y regresó al servicio militar, siendo patrocinado por el mariscal de campo Paul von Hindenburg. Sin embargo, no era el típico oficial prusiano. Llevaba su uniforme sólo cuando era absolutamente necesario y no le gustaba la reglamentación de la vida militar. Era lírico, recitaba Rainer Maria Rilke y hablaba varios idiomas.

En 1934, Tresckow comenzó el entrenamiento del Estado Mayor en la Academia de Guerra y se graduó como el mejor de la clase de 1936. Fue asignado al 1er Departamento (Operaciones) del Estado Mayor, donde trabajó en estrecho contacto con los Generales Ludwig Beck, Werner von Fritsch , Adolf Heusinger y Erich von Manstein. Al estudiar los posibles escenarios de guerra, reconoció los riesgos y las debilidades del deseo de Hitler de prepararse para la guerra en 1938.

Aunque apoyó la revisión del Corredor Polaco, se opuso a muchas de las políticas militares y exteriores de Hitler, incluido el Anschluss y la invasión de Checoslovaquia. No obstante, Tresckow hizo un trabajo preliminar para el plan de invasión de Checoslovaquia y después del estallido de la Segunda Guerra Mundial se desempeñó como jefe de personal de la 228 División de Infantería durante la invasión de Polonia, ganando la Cruz de Hierro de primera clase. Le sorprendió que el coronel general Johannes Blaskowitz hubiera sido el único general en protestar ante Hitler por las atrocidades cometidas por las SS en Polonia y que sus protestas fueran tachadas de "infantiles".

Más tarde, en 1939 y en 1940, se desempeñó como segundo oficial del Estado Mayor del Grupo de Ejércitos A bajo Gerd von Rundstedt y Erich von Manstein, culminando con la invasión de Francia en la primavera de 1940. Irónicamente, Tresckow jugó un papel en la adopción de el Plan Manstein, que tuvo tanto éxito en la campaña francesa. El ex camarada de regimiento de Tresckow, Rudolf Schmundt, era el principal ayudante militar de Hitler, y fue a través del canal Tresckow-Schmundt que el plan de Manstein, después de ser rechazado por el Alto Mando del Ejército, fue llamado la atención de Hitler. También se dice que trabajó en el desarrollo del propio Plan Manstein como adjunto de G & # x00fcnther Blumentritt. Después de la caída de Francia, no compartió la euforia que se apoderó de Alemania y llevó a Hitler a la cima de su popularidad. En octubre, le dijo en París a una secretaria (la futura esposa de Alfred Jodl): "Si Churchill puede inducir a Estados Unidos a unirse a la guerra, seremos aplastados lenta pero seguramente por la superioridad material". Lo máximo que nos quedará entonces será el Electorado de Brandeburgo ''.

De 1941 a 1943, sirvió al mando del mariscal de campo Fedor von Bock, el tío de su esposa, y más tarde el mariscal de campo G & # x00fcnther von Kluge como jefe de operaciones del Centro del Grupo de Ejércitos Alemán en la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética. Posteriormente, en octubre de 1943, sirvió en combate como comandante del Regimiento de Granaderos 442, defendiendo la orilla occidental del río Dnieper en Ucrania. Desde diciembre de 1943 hasta su muerte en 1944, se desempeñó como Jefe de Estado Mayor del 2º Ejército, en áreas que ahora son Bielorrusia y el este de Polonia. Durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial, recibió la Cruz Alemana en Oro y otras condecoraciones. Por lo tanto, Tresckow estaba muy bien conectado con la aristocracia prusiana y los generales de alto rango, muy hábil y de mentalidad independiente y, como tal, estaba bien posicionado para su esfuerzo por derrocar al gobierno alemán.

Como Jefe de Estado Mayor del 2º Ejército, Tresckow firmó una orden el 28 de junio de 1944 para secuestrar a niños polacos y ucranianos en la llamada Heu-Aktion (Acción Hay). Entre 40.000 y 50.000 niños polacos y ucranianos de entre 10 y 14 años fueron secuestrados para el programa de trabajo forzoso de la Alemania nazi [9]. La orden decía en parte: "En los operativos contra las pandillas, los niños y niñas capturados entre 10 y 13 años que estén físicamente sanos y cuyos padres no puedan ser localizados o que, como personas incapaces de trabajar, sean enviados a la zona destinada a familias restantes (las heces se enviarán al Reich). & quot

Los niños secuestrados fueron utilizados como trabajadores forzados en la organización Todt, las fábricas de Junker y en la artesanía alemana como parte de una operación para "disminuir la fuerza biológica" de los enemigos de la Alemania nazi.

Kidnapping of children by Nazi Germany has been classified by Nuremberg Trials as part of systematic program of genocide, Alfred Rosenberg who just like Tresckow signed the documents for Heu Aktion was found guilty by the Nuremberg Tribunal, and his signing of the document was mentioned in the final verdict.

Although he was initially an enthusiastic supporter of Nazism because it opposed the Treaty of Versailles, he was quickly disillusioned by 1934 when Schutzstaffel (SS) extrajudicially murdered many SA leaders and political opponents, including two generals, in the Night of the Long Knives (30 June 1934). The events of the 1930s, such as the 1938 Blomberg𠄿ritsch Affair, further strengthened his antipathy to the Nazis. He regarded the Kristallnacht (state-sanctioned, nationwide pogrom of Jews) as personal humiliation and degradation of civilization. He thus sought out civilians and officers who opposed Hitler, such as Erwin von Witzleben, who dissuaded Tresckow from resigning from the Army arguing that they would be needed when the day of reckoning came. By the summer of 1939, he told Fabian von Schlabrendorff, his cousin by marriage, that "both duty and honor demand from us that we should do our best to bring about the downfall of Hitler and National Socialism to save Germany and Europe from barbarism."

In the campaign against the Soviet Union, Tresckow resumed his resistance activities with renewed urgency. He was appalled by the Commissar Order, the treatment of Russian prisoners of war, and in particular the mass shootings of Jewish women and children by the Einsatzgruppen behind the lines. When he learned about the massacre of thousands of Jews at Borisov, Tresckow appealed passionately to Field Marshal Fedor von Bock: "Never may such a thing happen again! And so we must act now. We have the power in Russia!" (Although Bock personally detested Nazism, he remained loyal to Hitler.) As the chief operations officer of Army Group Center, he systematically placed officers who shared his views in key positions. They included Lieutenant Colonel Georg Schulze-Büttger, Colonel Rudolf Christoph Freiherr von Gersdorff, Major Carl-Hans Graf von Hardenberg, Lieutenant Heinrich Graf von Lehndorff-Steinort, Lieutenant Fabian von Schlabrendorff, Lieutenant Philipp von Boeselager and his brother Georg von Boeselager, Lieutenant Colonel Hans-Alexander von Voss and Lieutenant Colonel Berndt von Kleist among others, many of them from Tresckow's old Infantry Regiment 9. The headquarters of Army Group Center thus emerged as the new nerve center of Army resistance. At the end of September 1941, Tresckow sent his special operations officer Schlabrendorff to Berlin to contact opposition groups and declare that the staff of Army Group Center was "prepared to do anything." This approach, made at the height of German expansion and the nadir of anti-Hitler opposition, represented the first initiative to come from the front and from the Army, as Ulrich von Hassell noted in his diary. Schlabrendorff continued to serve as liaison between Army Group Center and opposition circle around General Ludwig Beck, Carl Friedrich Goerdeler and Colonel Hans Oster, the deputy head of Abwehr (German military intelligence) who was involved in 1938 coup attempt against Hitler (Oster Conspiracy). Oster's recruitment of General Friedrich Olbricht, head of the General Army Office headquarters, in 1942 linked this asset to Tresckow's resistance group in Army Group Centre, creating a viable coup apparatus.

It was decided that Tresckow's group would assassinate Hitler and thereby provide the 'spark' for the coup, which Olbricht would direct from Berlin. In late 1942, Olbricht indicated that he still needed about eight weeks to complete preparations for the coup. Shortly thereafter, Tresckow traveled to Berlin to discuss the few remaining questions and emphasize that time was running short. In the winter of 1942, Olbricht declared: "We are ready. The spark can now be set off." Tresckow assured the conspirators that he would take action at the first available opportunity.

It came on 13 March 1943, when Hitler finally visited troops on the Eastern Front at Smolensk after a few cancellations and postponements. Under the initial plan, a group of officers were to shoot Hitler collectively at a signal in the officers' mess during lunch but Kluge, Commander of Army Group Center, who had been informed about the plot, urged Tresckow not to carry it out saying, "For heaven's sake, don't do anything today! It's still too soon for that!" He argued that the German army and people were not ready to accept the coup and would not understand such an act. He also feared a civil war between the Army and SS, since Heinrich Himmler had canceled his visit and could not be killed at the same time.

Tresckow, however, had a backup plan. During the lunch in question, he asked Lieutenant Colonel Heinz Brandt, who was traveling with Hitler, whether he would be good enough to take a bottle of Cointreau to Colonel Helmuth Stieff (who was not yet a conspirator at that time) at Hitler's headquarters in East Prussia as a payment for a lost bet. Brandt readily agreed. The "Cointreau" was actually a bomb constructed of a British plastic explosive "Plastic C" placed into the casing of a British magnetic mine, with a timer consisting of a spring which would be gradually dissolved by acid. Before Hitler's Condor plane was to take off, Schlabrendorff activated the 30-minute fuse and handed the package to Brandt, who boarded Hitler's plane. After takeoff, a message was sent to the other Berlin conspirators by code that Operation Flash was under way, which they expected to take place around Minsk. Yet when Hitler landed safely at his East Prussian headquarters, it became obvious that the bomb had failed to detonate (the extremely low temperatures in the unheated luggage compartment probably prevented the fuse from working). The message of failure was quickly sent out and Schlabrendorff retrieved the package to prevent discovery of the plot.

A week later, on 21 March, Army Group Center organized a display of Russian Army flags and weapons seized at the Eastern Front. It was exhibited at Zeughaus, military museum in Berlin, which Hitler was to visit on Heroes' Memorial Day with Himmler and Hermann Göring. Colonel Gersdorff volunteered to be the suicide bomber, intending to explode a bomb on his person near Hitler while serving as a tour guide. He had with him bombs with ten-minute fuses, knowing that Hitler was scheduled to be in the museum for 30 minutes. But at the last minute, just before Hitler was to arrive, the duration of his stay was reduced to just eight minutes as a security precaution. Hitler breezed through in two minutes. As a result Gersdorff could not accomplish his mission, the assassination plan failed again and he barely managed to get out and defuse the bombs.

Other plots similarly failed because of Hitler's irregular habits and bad luck. Most importantly, they had no access to Hitler since he no longer visited the front, rarely visited Berlin and spent most of his time at the Wolf's Lair in Poland or the Berghof in Bavaria. Tresckow lacked the required clearance to enter either site and the extremely high security made any attempt impractical and unlikely to succeed. The elimination of Oster's group in April 1943 (his deputy Hans von Dohnanyi and Lutheran theologian Dietrich Bonhoeffer were arrested, and Oster was placed under house arrest) was a further setback.

Tresckow worked tirelessly to persuade army commanders such as Field Marshals Fedor von Bock, Günther von Kluge and Erich von Manstein to join in the conspiracy without much success. With unwitting help from Schmundt, he placed like-minded officers as their adjutants and staff officers to bring them closer to the conspiracy. Kluge sympathized with the conspirators and at times seemed ready to act, only to become indecisive at critical moments. Others refused outright, Manstein declaring, "Prussian field marshals do not mutiny."[citation needed] Nonetheless, no one reported their treasonable activities to the German government.

Eventually, the conspirators came to rely more on the Reserve Army in Berlin and other districts to stage a coup against the German government. Olbricht now put forward a new strategy for staging a coup against Hitler. The Reserve Army had an operational plan called Operation Walküre (Valkyrie), which was to be used in the event that the disruption caused by the Allied bombing of German cities caused a breakdown in law and order, or an uprising by the millions of slave laborers from occupied countries now being used in German factories. Olbricht suggested that this plan could be used to mobilize the Reserve Army to take control of German cities, disarm the SS and arrest the Nazi leadership once Hitler had been assassinated. During August and September 1943, Tresckow took extended sick leave in Berlin to draft the "revised" Valkyrie plan with fine details and precise timetables. Revised orders and additional proclamations that would pin the blame for the uprising on the Nazi party were typed by Tresckow's wife, Erika, and his secretary, Countess Margarete von Oven, who wore gloves so as not to leave fingerprints. These 1943 papers were recovered by the Soviets after the war and finally published in 2007, showing Tresckow's central role in the conspiracy and the idealistic motivations of the resistance group at that time. Knowledge of the Jewish Holocaust was a major impetus for many officers involved.

But when Tresckow was assigned to command of a battalion on the Eastern Front in October 1943, he was no longer in position to actively plan or effect the coup. Even his promotion a month later to Chief of Staff of the Second Army did not bring him much closer. To gain access to Hitler, he proposed to his old comrade General Rudolf Schmundt, Hitler's chief adjutant and Army personnel chief, to create a new department of psychological and political warfare to evaluate data and make reports directly to the Führer. Schmundt, who was still well disposed toward his old friend but suspected that Tresckow disapproved of the Führer, quietly let the matter drop. Tresckow also applied to become General Adolf Heusinger's delegate in the Army High Command (OKH) during the latter's two-month leave, which would also give him access to Hitler's meetings, but Heusinger, who was earlier approached by conspirators, rejected it apparently for the same reason.

Colonel Count Claus von Stauffenberg, who met Tresckow in August 1943 and worked together on revising Operation Valkyrie, took the responsibility for planning and implementing Hitler's assassination. By the time Stauffenberg was appointed Chief of Staff of the Reserve Army and was ready to carry out the assassination attempt, the Allies had already landed in Normandy. When Stauffenberg sent a message to Tresckow through Lehndorff to ask whether there was any point in making the attempt since there was no practical purpose to be served, Tresckow urged him not only to attempt the assassination but to go ahead with the coup in Berlin even if the assassination were to fail. He argued that there must be an overt act of German opposition to Hitler regardless of the consequences. He also told Philipp von Boeselager and Margarete von Oven that 16,000 people were being killed daily not as casualties of war but as result of murders perpetrated by the Germans, and Hitler had to be killed just to put an end to it. A few days before the coup attempt, Tresckow confided to a friend that "in all likelihood everything will go wrong". When asked whether the action was necessary nonetheless, he replied, "Yes, even so."

When the assassination attempt on Hitler and the following coup in Berlin (the July 20 plot) had failed, Tresckow decided to commit suicide at the front in Królowy Most near Białystok on July 21. His parting words to Schlabrendorff were:

"The whole world will vilify us now, but I am still totally convinced that we did the right thing. Hitler is the archenemy not only of Germany but of the world. When, in few hours' time, I go before God to account for what I have done and left undone, I know I will be able to justify what I did in the struggle against Hitler. God promised Abraham that He would not destroy Sodom if only ten righteous men could be found in the city, and so I hope for our sake God will not destroy Germany. No one among us can complain about dying, for whoever joined our ranks put on the shirt of Nessus. A man's moral worth is established only at the point where he is ready to give his life in defense of his convictions."

To protect other conspirators, he staged an appearance of partisan attack by firing his pistols and then dispatched himself by holding a hand grenade below his chin and detonating it. He was buried in the family home in Wartenberg. When the Nazis learned about his connections in late August, his body was exhumed and taken to the crematorium in the Sachsenhausen concentration camp. His wife was arrested on August 15 and her children taken away under Nazi policy of Sippenhaft, meaning shared family guilt, but early in October she was released again and survived the war.

"The assassination must be attempted at all costs. Even if it should not succeed, an attempt to seize power in Berlin must be made. What matters now is no longer the practical purpose of the coup, but to prove to the world and for the records of history that the men of the resistance dared to take the decisive step. Compared to this objective, nothing else is of consequence." (1944)

"Remember this moment. If we don't convince the field marshal (Fedor von Bock) to fly to Hitler at once and have these orders (Commissar Order) canceled, the German people will be burdened with a guilt the world will not forget in a hundred years. This guilt will fall not only on Hitler, Himmler, Göring, and their comrades but on you and me, your wife and mine, your children and mine, that woman crossing the street, and those children over there playing ball." (1941)

"Isn't it dreadful? Here we are, two officers of the German General Staff, discussing how best to murder our commander in chief. It must be done. This is our only chance. Hitler must be cut down like a rabid dog." (1943)

"I cannot understand how people can still call themselves Christians and not be furious adversaries of Hitler's regime." (April 1943)

"It is almost certain that we will fail. But how will future history judge the German people if not even a handful of men had the courage to put an end to that criminal?" (June 1944)

"The idea of freedom can never be disassociated from real Prussia. The real Prussian spirit means a synthesis between restraint and freedom, between voluntary subordination and conscientious leadership, between pride in oneself and consideration for others, between rigor and compassion. Unless a balance is kept between these qualities, the Prussian spirit is in danger of degenerating into soulless routine and narrow-minded dogmatism." (1943, at his son's confirmation at Potsdam Garrison Church)

"I would like to show the German people a film entitled 'Germany at the end of the war.' Then perhaps people would be alarmed and would realize where we are heading. People would agree with me that the superior warlord (Hitler) must disappear. But since we cannot show this movie, people will bring up the 'stab in the back' legend whenever we act against Hitler." (December 1941)

"Every day, we are assassinating nearly 16,000 additional victims."

"Hitler is a dancing dervish. He must be shot down." (1938)

"Bans are laws for the stupid." (1942)

"The Allies must be stupid if they don't see that the German military is stronger without Hitler than with him."[citation needed] (Alternate translation: "The Allies are not stupid they see that the German military is stronger without Hitler than with him.")


1938: Maurice Bavaud’s Plot (Munich)

Swiss theology student Maurice Bavaud believed Hitler was a threat to Switzerland, Catholicism and humanity in general and so in late 1938 he purchased a pistol and began following the Fuhrer across Germany. On 9 November, Hitler and other high-ranking Nazi officials marched through the streets of Munich in celebration of the anniversary of the 1923 Beer Hall Putsch, Hitler’s failed coup to seize power in Munich.

Pretending to be a Swiss reporter, Bavaud purchased a seat in a grandstand along the parade route and waited for the opportunity to draw his pistol from his coat pocket and aim it at the dictator. As Hitler approached, the crowd rose to their feet with arms and swastika flags waving, blocking Bavaud’s view of the dictator and preventing him from taking his shot.

Bavaud eventually ran out of money stalking Hitler across the country and so had to jump onto a train to Paris as a stowaway. He was turned over to the police by a conductor and was interrogated by the Gestapo. After admitting his plans to kill Hitler, he was sentenced to death. In May 1941, he was beheaded via guillotine in a Berlin prison. Bavaud eventually ran out of money stalking Hitler across the country and so had to jump onto a train to Paris as a stowaway. He was turned over to the police by a conductor and was interrogated by the Gestapo. After admitting his plans to kill Hitler, he was sentenced to death. In May 1941, he was beheaded via guillotine in a Berlin prison.


Muerte

When the assassination attempt on Hitler and the following coup in Berlin (the July 20 plot) had failed, Tresckow decided to commit suicide at the front in Królowy Most near Białystok on July 21. His parting words to Von Schlabrendorff were:

"The whole world will vilify us now, but I am still totally convinced that we did the right thing. Hitler is the archenemy not only of Germany but of the world. When, in few hours' time, I go before God to account for what I have done and left undone, I know I will be able to justify what I did in the struggle against Hitler. God promised Abraham that He would not destroy Sodom if only ten righteous men could be found in the city, and so I hope for our sake God will not destroy Germany. No one among us can complain about dying, for whoever joined our ranks put on the shirt of Nessus. A man's moral worth is established only at the point where he is ready to give his life in defense of his convictions."

To protect other conspirators, he staged an appearance of partisan attack by firing his pistols and then dispatched himself by holding a hand grenade below his chin and detonating it. He was buried in the family home in Wartenberg. When the Nazis learned about his connections in late August, his body was exhumed and taken to the crematorium in the Sachsenhausen concentration camp. His wife was arrested on August 15 and her children taken away under Nazi policy of Sippenhaft, meaning shared family guilt, but early in October she was released again and survived the war.